Imagen de archivo de una cooperante
Imagen de archivo de una cooperante - ABC

El techo de cristal de las ONG españolas: ellas son el 70% del sector, pero solo el 30% de los directivos

Por primera vez desde 2011, las organizaciones de Cooperación recibieron más de 500 millones de euros

MadridActualizado:

Las mujeres son casi el 70% del personal contratado por las ONG españolas de Cooperación, pero esta abrumadora mayoría en las plantillas no se refleja en los cargos directivos. En concreto, los hombres ostentan casi el 70% de las presidencias (es decir, ellas apenas superan el 30%) y también casi el 60% de los cargos en las juntas directivas. El Tercer Sector tiene un techo de cristal.

Son datos del informe anual sobre el sector que ha presentado este viernes la Coordinadora de Organizaciones de Cooperación para el Desarrollo. La Coordinadora aglutina a 74 organizaciones (como Ayuda en Acción, Oxfam Intermón, Cáritas, Médicos del Mundo o Cear) y a las 17 Coordinadoras Autonómicas. En total, suman 450 organizaciones representadas, que facilitan sus datos internos al organismo.

«Al igual que ocurre en otros sectores profesionales, existe un techo de cristal por el que las mujeres tienen más obstáculos que los hombres para acceder a los puestos de mayor responsabilidad en las organizaciones», reconoce el informe. Según los datos del balance —con cifras de 2016—, el total de trabajadores en las ONG fue de 7.676 personas.

El informe pone la lupa sobre las 3.406 personas contratadas en España (el resto eran personal local en otros países), que en el 67% eran mujeres. «No es de extrañar, tradicionalmente las mujeres han estado relacionadas con los roles comunitarios y de cuidados (atención social)», explica el texto. «Además, los perfiles profesionales mayoritarios son los de la rama humanidades-ciencias sociales, muy feminizados». Por último, el informe señala como posible causa de la gran presencia de mujeres en el sector que «el nivel salarial es más bajo que en el sector privado lucrativo para puestos que requieren la misma formación y experiencia». Sin embargo, los hombres ostentan el 68% de las presidencias y el 58% de los cargos en las juntas directivas.

Sin apenas diferencias entre contratos indefinidos y temporales por sexo, donde sí se reflejan es en el tipo de jornada de los trabajadores. «Alrededor de un 10% más de mujeres cuentan con una jornada laboral reducida. Este hecho reproduce la tendencia general en el mundo laboral, donde la reducción de jornada se usa para tratar de conciliar vida laboral y familiar, ya que el rol de cuidados recae aún mayoritariamente en las mujeres».

Dinero de aportaciones privadas

El informe, además, refleja cómo el Tercer Sector empieza a ver la luz en materia económica, aunque aún por debajo de las cifras de hace una década. Por primera vez desde 2011, en 2016 las organizaciones de Cooperación recaudaron más de 500 millones de euros: fueron 563 millones, más de la mitad provenientes de aportaciones privadas.

Las donaciones han crecido un 44% respecto a 2012 y en 2016 supusieron 327 millones. Dos millones de personas decidieron aportar dinero a la Cooperación, además de otros 20.000 voluntarios que aportaron su tiempo.

Sin embargo, las ayudas públicas no se recuperan. Tras sufrir un recorte del 73% de las subvenciones de Ayuda Oficial al Desarrolloentre 2009 y 2015, estos fondos apenas han aumentado un 2% y se quedaron en 235 millones en 2016.

Con estos fondos las ONGD trabajaron en 3.646 proyectos. El 77% de los recursos se destinaron a proyectos de desarrollo o de acción humanitaria en los países receptores de ayuda. El 23% restante se ejecutó en España en educación para la ciudadanía global (6%), captación de socios y donaciones (8%), mantenimiento de estructura (7%) y otros (2%). Según el informe, sus actividades ayudaron a 35 millones de personas en 105 países, principalmente en África y en América Latina y el Caribe.