Cientos de personas se manifiestan para pedir que el Congreso apruebe un proyecto de ley que garantice el aborto seguro, legal y gratuito en todo el país, frente a la sede del Congreso argentino en Buenos Aires (Argentina)
Cientos de personas se manifiestan para pedir que el Congreso apruebe un proyecto de ley que garantice el aborto seguro, legal y gratuito en todo el país, frente a la sede del Congreso argentino en Buenos Aires (Argentina) - EFE

El Parlamento argentino, a un paso de legalizar el aborto pese a la oposición del Gobierno de Macri

El Ejecutivo insiste en que no impulsa un debate por el que apuestan ya muchos legisladores

Buenos AiresActualizado:

El Parlamento argentino celebrará un debate sobre el proyecto de ley de despenalización del aborto, al que también se ha mostrado predispuesta una parte de la mayoría oficialista y pese a las reticencias iniciales del Gobierno. El debate tendrá lugar, posiblemente en la primera semana de marzo, tras siete intentos anteriores frustrados.

En la reunión de coordinación de ministros, encabezada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, legisladores del frente oficialista Cambiemos acordaron su disposición a «oír» el debate, a pesar de no estar «impulsándolo», informaron fuentes del Ejecutivo argentino.

En dicho encuentro, se trasladó a los legisladores de Cambiemos que en el debate podrán pronunciarse con libertad de voto acerca de la proposición de ley, confirmaron fuentes de la Jefatura del Gabinete.

La presentación del proyecto la realizará el próximo 6 de marzo la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, organizadora de la manifestación que tuvo lugar el pasado lunes frente al legislativo argentino.

Por otra parte, se espera que el debate sobre la legalización del aborto encuentre mayores complicaciones en el Senado debido a la oposición mayoritaria de los distintos bloques en contra de la legalización, puesto que incluso los peronistas tienen opiniones contrapuestas al respecto.

En Argentina, el aborto es considerado un delito excepto en casos de violación o en los que la salud o la vida de la madre corran peligro, lo que deriva en la realización clandestina de más de 500.000 operaciones al año.