Imagen de una de las calles de los Pajaritos
Imagen de una de las calles de los Pajaritos - RAÚL DOBLADO

TRES BARRIOS-AMATESOS del barrio más pobre de España por el comercio de drogas y la ocupación de viviendas

Las miles de familias urgen a las administraciones medidas contra el deterioro progresivo y alarmante de la zona y sus residentes

SEVILLAActualizado:

Al alcalde de Sevilla, Juan Espadas; a la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía, María Esther Gil Martin; y, al subdelegado del Gobierno en la provincia, Ricardo Gil-Toresano, ha dirigido una carta la plataforma cívica Tres Barrios–Amate urgiendo medidas ante la situación que azota a la zona en los últimos meses ya que se ha puesto de manifiesto el agravamiento de dos problemas que sin duda son consecuencia de la marginalidad y la exclusión social: «las deficiencias de seguridad derivada del comercio de estupefacientes, que esporádicamente han derivado en circunstancias dramáticas; y, el descontrol en la ocupación e intercambio de las viviendas que en su mayor parte son de propiedad municipal como consecuencia de la presión de la delincuencia organizada».

Tras explicar las características del «barrio más pobre de España», destaca que «la concatenación de todo este conjunto de factores ha desencadenado que la pobreza, la carencia de recursos para cubrir las necesidades básicas en el hogar, las altas tasas de dependencia, el envejecimiento de la población, los problemas crónicos de salud, la desvertebración y conflictividad doméstica hayan conducido a miles de familias a la exclusión social.

Los servicios sociales, ya de por sí insuficientes, sufren periódicamente una seria carencia de personal que interrumpe la normal atención, urgente para miles de personas. La convivencia se ha ido desvertebrando a lo largo del tiempo, las relaciones vecinales, ricas en otro tiempo, se han enrarecido y la participación en movimientos colectivos es cada díamás débil».

Solicita que, a iniciativa de la Alcaldía se celebre una reunión y recuerda que hace diez años «les puso una alternativa sobre la mesa, el plan integral, a la que no han prestado aún la menor atención».