El teniente general Juan Gómez de Salazar
El teniente general Juan Gómez de Salazar - J.M.Serrano
Entrevista

Gómez de Salazar: «Las mujeres lo tienen más fácil para mandar en el Ejército que en una empresa»

El teniente general Gómez de Salazar, jefe de la Fuerza Terrestre, dice que la disciplina es un concepto clave para que progresen sin ninguna discriminación y que sólo es «cuestión de tiempo» que haya generalas

SevillaActualizado:

Dentro de pocos meses el teniente general Juan Gómez de Salazar Mínguez (Madrid, 1957) pasará a la reserva y abandonará la jefatura de la Fuerza Terreste, que agrupa a 40.000 efectivos y tiene su sede en Sevilla. Ligado a la Brigada Paracaidista desde el inicio de su carrera, ha sido jefe de Estado Mayor de la Comandancia General de Ceuta y lo es de la Fuerza Terrestre.

Diplomado de Estado Mayor, ha participado en diversas misiones internacionales en Bosnia, Kósovo y Líbano como general jefe de la Brigada Multinacional Este.

Felipe González firmó en 1988 el decreto que permitió el acceso de la mujer al Ejército. Han pasado treinta años. ¿Cómo fue ese proceso?

La mujer se incorporó a las Fuerzas Armadas en España más tarde que en otros países de nuestro entorno, pero se han integrado con más rapidez. En cualquier unidad hay presencia de la mujer, incluso en las unidades más operativas de mayor exigencia. Esto no ocurre en otros ejércitos de nuestro entorno.

¿Hay mujeres en el Ejército liderando unidades?

Sí, claro las hay. Sin ir más lejos, en la Fuerza Terrestre tenemos dos oficiales muy buenas mandando dos Unidades, una de Artillería y otra un batallón de helicópteros de transportes. Las dos son tenientes coroneles diplomadas de Estado Mayor y están a la cabeza de su promoción. En el mundo de la sanidad o en el de los cuerpos comunes también las hay en puestos de mando..

¿Tendremos pronto generalas en el Ejército?

Las habrá porque reunirán, sin duda alguna, las condiciones de mérito y capacidad que marca la ley. Será cuando toque, porque ellas empezaron hace treinta años y sólo necesitan tiempo.

Hay trescientas diez mujeres destinadas en la base de Cerro Muriano y ninguna ha denunciado haber sufrido ninguna discriminación en su cometido por el hecho de ser mujer.

En aspectos de discriminación, únicamente contemplamos la tolerancia cero.

Una teniente de 24 años llamada Carmen Pérez está al mando de 38 hombres en el cuartel de la Guardia Civil de Palma del Río. Estas noticias despiertan mucho interés mediático. ¿Cuándo cree que dejarán de hacerlo?

Me hacen muchas preguntas sobre la integración de las mujeres en el Ejército, pero creo que todo se está normalizando.

Esta teniente decía a ABC que lo de ser mujer era lo de menos para sus subordinados, que más bien les llamaba la atención era «lo joven que era.

Póngase en la piel de un guardia de ese puesto con cincuenta y tantos años que se pone a las órdenes de esa teniente, que podría ser su hija. En las Fuerzas Armadas la mujer siempre va a encontrar menos problemas de integración en altos puestos que en la empresa o la esfera civil porque hay un concepto clave que es la disciplina, que está por encima de cualquier otra cosa. Para ella no hay edades ni hay géneros.