Células del sistema inmune rodean una célula tumoral
Células del sistema inmune rodean una célula tumoral - NIH
CÁNCER

Myc, el gen que ayuda a las células del cáncer a evadirse del sistema inmune

El hallazgo es el primero en enlazar dos pasos críticos en el desarrollo de un tumor: crecimiento celular incontrolado y una capacidad para burlar las moléculas del sistema inmunológico destinadas a detenerlo

MADRIDActualizado:

Un viejo conocido, el oncogén MYC, parece ser el mayor responsable de que las células del cáncer se escondan del sistema inmune y puedan seguir desarrollándose. Este aliado del cáncer, según un estudio que se publica en «Science», ayuda a las células tumorales a sobrevivir en entornos hostiles aumentando la expresión de dos proteínas que dificultan la capacidad del sistema inmune para destruir los tumores.

Los resultados, aseguran los investigadores de la Universidad de Stanford (EE.UU.) sugieren que las futuras terapias dirigidas a la supresión de MYC pueden ayudar a promover una respuesta inmune contra los tumores y, es posible que los eliminen.

El hallazgo es el primero en enlazar dos pasos críticos en el desarrollo de un tumor: crecimiento celular incontrolado -cuando está mutado o mal regulada, Myc produce un aumento de los niveles de proteínas que promueven la división celular-, y una capacidad para burlar las moléculas del sistema inmunológico destinadas a detenerlo.

«Nuestros resultados describen una conexión íntima y causal entre cómo los oncogenes como Myc provocan el cáncer y cómo esas células cancerosas logran evadir el sistema inmune», explica Dean Felsher, director del estudio.

Nuestros resultados describen una conexión íntima y causal entre cómo los oncogenes como Myc provocan el cáncer y cómo esas células cancerosas logran evadir el sistema inmune
Dean Felsher

El gen MYC se sobreexpresa en muchos cánceres humanos y contribuye al crecimiento del tumor. Un estudio anterior llevado a cabo con ratones había demostrado que la inactivación de MYC facilita la labor de las células inmunes contra los tumores, pero el mecanismo es desconocido.

Felsher y su grupo de investigadores ha visto ahora que cuando se expresa MYC, la proteína PD-L1 envía una señal de «no me encontrarán» al sistema inmune, y otra proteína, CD47, envía una señal de «no me comas». Además, ambas proteínas son 'famosas' por estar aumentadas en los tumores.

Y cuando el equipo inactivó MYC experimentalmente observó que se producía una reducción en la expresión CD47 y PD-L1. Además, los análisis de los datos de expresión de los genes derivados de los tumores humanos, los investigadores vieron que la expresión de MYC se correlacionó significativamente con la expresión tanto de CD47 y PD-L1 en distintos tipos de cáncer, incluyendo el hígado, el riñón, y el cáncer colorrectal.

Control del tumor

Posteriormente, en un estudio en un modelo de ratón los investigadores demostraron que la inactivación de MYC reduce la expresión de CD47 y PD-L1 y, en consecuencia, mejora la respuesta inmune frente al tumor. Pero cuando MYC se inactivaba pero CD47 o PD-L1 se sobreexpresaban experimentalmente, la respuesta inmune fue suprimida y los tumores seguían creciendo. Los investigadores creen que estos hallazgos sugieren que las futuras terapias dirigidas a suprimir la expresión de MYC pueden ayudar a promover una respuesta inmune eficiente frente los tumores.

La inmunoterapia se ha convertido en la terapia «estrella» en el tratamiento de cáncer, señala Felsher, pero aunque está funcionando en muchos casos, «no está claro por qué algunos tipos de cáncer son más sensibles que otras. Nuestro trabajo muestra una relación directa entre la expresión de los oncogenes y la regulación inmune que podría ser aprovechado para ayudar a los pacientes».