Es noticia:
"Fama, a bailar" en Movistar+

De fábrica de jabón a escuela de baile: así es el gran plató de «Fama»

El primer gran reality de #0, presentado por Paula Vázquez, abre sus puertas mañana (21.00 horas)

El plató de #0
El plató de #0 - MOVISTAR
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Un nuevo claustro de prestigiosos profesores capitaneados por Igor Yebra, un grupo de 16 apasionados concursantes y una nueva academia; pero la misma mecánica y presentadora, Paula Vázquez. Estos son los principales ingredientes del regreso de «Fama, a bailar», el exitoso reality de Cuatro (2008-2011) que estrena mañana (21.00 horas) nueva temporada en #0, el canal exclusivo de Movistar. «Es como si el amor de tu vida vuelve a llamarte y ahora es más guapo, más alto y con los ojos más azules», bromea Vázquez. «Cuando me llamaron ni me lo pensé. Es apostar por caballo ganador. La gente quiere realidad y el programa tiene una imagen muy chula y una evolución. Hemos pasado de un decorado a una escuela real», añade.

Este nuevo plató-academia de 1.000 metros cuadrados está situado en Alcalá de Henares, en la antigua fábrica de jabones GAL. El reto del equipo de Zeppelin, productora del programa, era convertir en menos de dos meses una nave que no tenía ni luz ni agua en un lugar que albergase salas de ensayo y descanso, cocina, un gran escenario y un control técnico desde el que realizar una gala diaria de domingo a lunes (21.00 horas en #0) y un canal 24 horas (dial 29 de Movistar+ y Youtube, desde las 9.00 a las 23.30). «Aquí se han grabado varios videoclips pero nunca un programa así. Cuando entramos aún olía a Heno de Pravia. En 2004 la marca dejó la producción, y entraron vándalos a hacer grafitis. Más tarde, el Ayuntamiento consideró que la luminosa nave tenía valor arquitectónico y la protegió, así que no hemos podido alterar nada», cuenta Floren Abad, productor ejecutivo del formato, conocido también por ser el «Súper» (la voz) de «Gran Hermano». Limpiar la nave, desalojar a las palomas que habían colonizado la azotea, poner tarimas de baile, colocar espejos translúcidos para esconder algunas cámaras y pantallas en el techo para eliminar el eco han sido algunos de los primeros pasos que ha dado el equipo para llevar a la realidad el diseño del arquitecto Domenico Prati, especializado en programas de televisión («OT», «GH», «Tu cara me suena»...).

Una de sus grandes ventajas es que no han tenido que abusar de los focos, ya que toda la nave tiene luz natural. Un efecto realista que potenciarán grabando todo el programa con cámaras de cine en 4K. «La realización va a ser muy distinta, porque no habrá cámaras robotizadas como en el primer “Fama, a bailar”. Todas tienen operador e incluso a veces se les verá en la señal. Tenemos unas cámaras de cine (VariCam) que graban con un formato que permite al director de fotografía retocar colores en directo. Así damos una señal más artística. Es más laborioso, pero no pierdes realismo», explica Abad desde el control donde gestionarán más de una docena de señales.

Casi cien personas trabajarán desde esta sala para no perder detalle ni de la convivencia ni de las clases. Las galas diarias, a las que podrá asistir el público, son casi lo más controlado. Además, cada día habrá un hito: inmunidad,nominaciones, reto, expulsión y exhibición. «Aunque los concursantes convivirán aislados, todo lo que haya de reality tendrá que ver con la presión del aprendizaje, subrayan desde Movistar.