Es noticia:

El comportamiento «machista» que Santiago Segura ha eliminado de su vida

El director y actor confiesa haber modificado determinados comportamientos en los últimos tiempos. «El que no es feminista, es un neandertal», asegura.

Santiago Segura, en una entrevista con ABC
Santiago Segura, en una entrevista con ABC - DE SAN BERNARDO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La pasada semana, Santiago Segura estrenó en los cines «Sin rodeos», su primera película como director fuera de la saga «Torrente», cuya primera película cumple hoy 20 años. «Sin rodeos» es una comedia reivindicativa y «empoderada», como él mismo la describió en una entrevista con ABC y que busca «dar voz a colectivos más reprimidos». La película, que está siendo un éxito en taquilla, se centra en la historia de Paz, a la que da vida Maribel Verdú. Una mujer que, cansada de los estereotipos que rigen su rutina, estalla contra todo lo que la rodea.

Segura tenía muchas ganas de «abrir el abanico» más allá de «Torrente» y hacer un filme en el que «el humor también llegase al género femenino» y a un colectivo con el que cada vez empatiza más. De hecho, él mismo confiesa que ha cambiado su manera de comportarse para alejarse del «machismo». «Antes, yo veía a una mujer guapa en el metro y no podía evitar mirarla. Pero claro, no pensaba en que esa mirada podía violentarla. Creo que hay que ser sensible con las otras personas y hay a mujeres a las que los piropos les violentan», afirma Segura a ABC.

Ahora, el cineasta se desmarca de ese tipo de comportamientos y se define como «feminista». Es más, asegura que a día de hoy, «el que no es feminista es un neandertal». «¿Quién no piensa que el hombre y la mujer tienen los mismos derechos?», se pregunta. Por ello, se lanzó a la conquista de la taquilla con «Sin rodeos» y la historia de Paz, vista totalmente como una especie de antiheroína del policía José Luis Torrente.

Torrente, de hecho, es la imagen personificada del machismo. Pero el personaje nada tiene que ver con su creador, aunque algunos no lo piensen así. «La gente no diferencia entre persona y personaje. ¡Putos prejuicios!», alega al respecto Segura, que incluso asevera que ha llegado a recibir drogas por su personaje en «El día de la bestia», donde encarnaba al politoxicómano José María. «En las radios, se pensaban que era heavy cuando iba a entrevistas, por mi papel en “Isi/Disi”», prosigue, asegurando también que le «han besado chicas» y han ensalzado, sorprendidas, su buen olor, en disonancia con Torrente. «¿¡Y qué pensabas!?», se cuestiona en ese sentido.

En cierto modo, «Sin rodeos» es un alegato contra el machismo. «Todos hemos estado oprimidos en algún momento, como ocurre con las mujeres en una sociedad machista. Es una película liberadora, porque cada herida al personaje principal hace que empatices, porque todos hemos sido heridos en algún momento de alguna forma», apostilla en director y actor, que argumenta que «el feminismo es lo lógico, es de cajón».