MUNDO

Alí Agca podría ser detenido al no haber acudido a la Policía

Actualizado:

Ali Agca , el hombre que intentó asesinar al papa Juan Pablo II el 13 de mayo de 1981, puesto en libertad la semana pasada, no se presentó el sábado ante la Policía, según informaron ayer medios de prensa turcos. Su abogado restó importancia a este hecho e insistió en que Mehmet Alí Agca era «un hombre libre» que no tenía obligación de presentarse ante las autoridades.

Agca no ha sido visto en público desde su liberación el jueves y no se ha presentado en ninguna estación de Policía ni el viernes ni el sábado. Según las leyes turcas, el extremista liberado debe comparecer todos los días en una comisaria de Policía hasta que el hospital militar emita un informe, posiblemente hoy, lunes, sobre si puede o no cumplir el servicio militar.

Sin embargo, tras ser examinado, el día de su liberación, Agca logró escabullirse por la puerta de atrás del hospital evitando a la prensa, sin que se sepa de su paradero.

«Si no aparece el lunes en el hospital militar, el Ejército puede acusarle de escapar del servicio militar y pedirá su detención», dijo al respecto el gobernador de Estambul, Muammer Guler.