SAN FERNANDO

Defensa sólo avala tres de los siete bloques previstos en la Casería

Alega que las 16 plantas de viviendas supondrían una altura perjudicial para la seguridad militar en la zona

A. ZAMBONINO/SAN FERNANDO
Actualizado:

Sólo tres de las siete torres de 16 plantas que tienen prevista su construcción en la zona de la Casería de Ossio poseen un informe favorable del Ministerio de Defensa. Las torres que cuentan con un informe negativo son las que tienen fijada su futura ubicación junto al actual comedor del Pan Nuestro, ya que son terrenos afectados militarmente. Este hecho hace que peligre la construcción de la urbanización conocida como Sector I Casería de Ossio.

El documento emitido por el Ministerio de Defensa informa, tanto al Consistorio como a la empresa promotora, de las irregularidades que serían cometidas en el caso de que el actual proyecto prosperase. En cualquier caso es el Ayuntamiento isleño el responsable de dar luz verde a la construcción de esta fase.

Estas obras en la Casería de Ossio son el único proyecto contemplado en el aún vigente Plan General de Ordenación Urbana de 1992 que todavía se encuentra pendiente.

Disconformidades

La voz de alerta fue emitida por Ecologistas en Acción de San Fernando. La agrupación demandó a Defensa la remisión del mencionado informe para conocer la situación de la primera de las torres, que ya ha comenzado su proceso de edificación, en lo que a afectación de servidumbres militares se refiere. Defensa no le dotó de ninguna limitación a esta gran construcción, por lo que dio el visto bueno a su levantamiento. En igualdad de condiciones se encuentran las dos próximas torres planteadas sobre el plano.

El grupo municipal socialista también ha mostrado su disconformidad con la consecución de esta primera fase. Ecologistas y socialistas coinciden en definir a estos edificios de 16 plantas como una muestra del apantallamiento urbano que debería evitarse.

Por otro lado, la altura de las siguientes torres, idéntica a la de los edificios permitidos, sí supone un problema -según Defensa- para la seguridad militar.

Por su parte, el equipo de Gobierno ya ha anunciado que negociará con Defensa una salida a este informe negativo que posibilite las construcciones.