OPINIÓN

Política fragmentada

La práctica y los últimos 40 años de democracia nos dicen que el bipartidismo trae más beneficios que perjuicios

Ignacio Moreno Bustamante
CádizActualizado:

Sobre el papel, la actual fragmentación que vive la política española debería ser positiva. Nuestros líderes tendrían que verse obligados a llegar a acuerdos, a dialogar. Ceder unos y otros para alcanzar consensos. Pero la práctica dice otra cosa bien distinta. Lo hemos comprobado en estos últimos años. Y especialmente en los últimos meses. La división de la izquierda entre PSOE y Podemos no ha generado ningún beneficio al común de los españoles. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias apenas se han dejado ver juntos y los acuerdos a los que hayan podido llegar siempre han sido por motivos espurios. Nunca pensando en el bien común, sino en el de sus respectivas organizaciones políticas. Y ya no les cuento el torticero

Ignacio Moreno BustamanteIgnacio Moreno BustamanteDirectorIgnacio Moreno Bustamante