OPINIÓN

La culpa

La imperfección humana es el caldo de cultivo para que nos aparezca el sentimiento de la culpa

Antonio Ares
Actualizado:

La imperfección humana es el caldo de cultivo para que nos aparezca el sentimiento de la culpa, de haber errado para siempre de manera irreversible. Nada de lo que hacemos, de lo que dejamos de hacer, de lo que proyectamos, a lo que renunciamos, de lo que pensamos y de lo que soñamos está libre de ese barniz de culpabilidad consustancial a ese desperfecto que nos viene desde el mismo nacimiento ¿Será el pecado original el primer conato de culpabilidad, nada más nacer, sin aún haber iniciado el periplo del vivir?

La culpa depende de la cultura, de la historia, de la geografía, de las tradiciones. Pero sí que existen algunas conexas al propio derecho natural, a ese que nos

Antonio AresAntonio AresArticulista de OpiniónAntonio Ares