OPINIÓN

Alta tecnología ‘made in Cádiz’

La culminación de la obra del BAM ‘Audaz’ sitúa a Navantia San Fernando en lo más alto del I+D de la industria naval militar

Actualizado:

La obra del Buque de Acción Marítima (BAM) ‘Audaz’, que se ha desarrollado durante los dos últimos años en el astillero de San Fernando, ha puesto a Navantia en lo más alto del I+D de la industria naval. Su capacidad para desarrollar sistemas de defensa, comunicaciones y control integrado de plataformas permite a esta empresa pública española competir con las principales potencias mundiales de la ingeniería naval. La Unidad de Sistemas, antigua Faba, de la factoría isleña, es una máquina en permanente estado de ebullición, capaz de investigar y desarrollar los últimos avances tecnológicos para su incorporación en los barcos militares. El ‘Audaz’ es el mejor ejemplo. La Armada y Navantia han logrado formar un tándem perfecto y desarrollar tecnología propia como el sistema de combate Scomba o el de comunicaciones Hermesys. Estos avances son exportados con éxito a otras marinas. De hecho, el prestigio de Navantia ha servido para fortalecer alianzas. Un matrimonio que ya dura veinte años y tiene los parabienes de seguir otros veinte más. Navantia y la empresa norteamericana Lockheed Martin han cumplido 20 años de alianza y la relación sigue adelante con el objetivo de seguir explorando nuevas oportunidades de negocio en el terreno de buques de superficie y sistemas de combate.

Todo empezó en 1998 cuando España estaba a punto de iniciar la obra de las fragatas F-100 para la Armada. Sus tentáculos llegan también hasta el Ejército de Tierra. La Unidad de Sistemas de San Fernando ha fabricado el programa VERT (Vehículo de Exploración y Reconocimiento Terrestre) para el Ejército. Se trata de un blindado que incorpora un dispositivo tecnológico de altísima precisión para detectar y pulverizar objetivos a larga distancia. Los ingenieros de Navantia culminaron el trabajo en 2013 después de cinco años de investigación. Ahora se ven los resultados al incorporar la unidad de Artillería del Ejército español este avanzado sistema de precisión. El pedido inicial incluye el suministro de 6 sistemas VERT, pero está previsto que el Ministerio de Defensa llegue a las 100 unidades.