Cómo organizar el maletero de tu coche con el método de Marie Kondo

Pese al gran espacio disponible en los maleteros de algunos coches, lo mejor es prescindir de aquello que no sea estrictamente necesario

MADRIDActualizado:

El 90 por ciento de las personas son acumuladoras compulsivas. Esta afirmación puede parecer un poco exagerada, pero si nos paramos a pensar, quien más y quien menos tiene los cajones de la cocina repletos de bolsas de plástico y gomas, los cajones de la mesilla llenos de calcetines que normalmente ya no usamos, y en el mueble del salón guardamos desde una carta a una revista, pasando por varios paquetes de pilas repartidos entre varios compartimentos, junto con alguna factura olvidada.

En el coche pasa tres cuartos de lo mismo. Los «por si acaso» se han convertido en algo habitual, y el maletero, por muy grande que sea, aparece abarrotado de juguetes, artículos de deporte, unos zapatos de repuesto, paraguas y herramientas que en raras ocasiones llegamos a utilizar. Los antiguos ya decían «Serva Ordinem et ordo servabit te» (guarda el orden y el orden te guardará). En todas las épocas y culturas, el orden se ha considerado como un ejemplo de armonía, eficiencia y sensatez. Y Vanesa Travieso, Coach de Organización y experta en situaciones que suelen provocar caos y pérdida de enseres, afirma que «Ordenar y organizar, libera».

Para esta defensora de las virtudes del orden, formada con la gurú internacional de la especialidad, Marie Kondo, el hogar debe ser un lugar sagrado, en el que todas las personas deben disfrutar sintiéndose a gusto y felices con lo que les rodea, un objetivo que se logra mediante una organización milimétrica y la adopción de hábitos para mantenerla y no caer en el caos. Una filosofía que se puede trasladar a coche, especialmente cuando nos preparamos para realizar un viaje de vacaciones. Vanessa lo ha explicado aprovechando la modularidad y el enorme maletero del Citroën C5 Aircross, convertido en esta ocasión en un laboratorio perfecto para aplicar estas ideas sobre cuatro ruedas.

Según Vanesa Travieso «si pasas muchas horas en el coche tienes que sentirte cómodo, por lo que tenemos que lograr que se nos facilite la vida a bordo y así también aligerarnos a nivel mental».

Para cargar el maletero hay que seguir una serie de pautas, que no dejan de ser similares a las que esta organizadora profesional aplica en los domicilios de sus clientes. Así, es conveniente hacer una lista con lo que vamos a necesitar de verdad. «Si nos vamos a ir de viaje dos días tenemos que pensar en lo que realmente vamos a utilizar durante esos dos días, y dejar los "por si acaso" en casa».

Una buena recomendación es la de utilizar bolsas para categorizar los enseres, y disponer los objetos, sobre todo los más voluminosos, de forma vertical. «Muchas veces insistimos en meter en el coche una maleta o una tabla de surf en posición horizontal, cuando podemos comprobar que si los ponemos en vertical ganamos mucho espacio».

Tampoco es conveniente llenar el maletero «hasta arriba», sobre todo porque hay que tener en cuenta que cuando nos vamos de viaje es normal que regresemos con más cosas de las que nos hemos llevado».

Pero como lo mejor es verlo en la práctica, en este vídeo Vanesa Travieso nos pode dos ejemplos de configuraciones a bordo de un Citroën C4 Aircross. en este caso partimos de un maletero de 466 litros, que admite hasta 81 combinaciones diferentes hasta llegar al máximo de 1.400 litros.

Así, se puede cargar la compra semanal, con los asientos traseros retrasados hasta el máximo y con su respaldo en posición vertical, la bandeja de maletero en posición alta y la traviesa de maletero montada. Si la compra ha sido especialmente abundante o se ha tenido que cargar con mochilas o equipamiento deportivo, el maletero se puede ampliar hasta los 674 litros, adelantando 2 de los asientos al máximo, utilizando la posición baja de la bandeja de maletero y desmontando la traviesa de separación. Si hay que transportar un mueble particularmente aparatoso, se puede disponer de 1.400 litros de capacidad en pocos segundos sólo con plegar totalmente los asientos traseros y retrasarlos al máximo y usando la bandeja de maletero en posición alta.

Las posibilidades no terminan aquí. En viajes largos se pueden atrasar y reclinar al máximo los asientos traseros y desmontar la traviesa de maletero. Este confort extra permite conservar 580 litros de maletero para todo tipo de equipaje. Si las vacaciones vienen acompañadas de planes que incluyen esquíes o tablas de surf, se puede escamotear sólo el asiento central, manteniendo los otros dos en el mismo estado que en el ejemplo anterior, se obtienen 697 litros.