Trump acusa a Alemania de ser una «morosa»

«Le está pagando a Rusia miles y miles de millones por suministro de energía eléctrica», añadió el presidente de EE.UU.

Trump manda sentarse a Sánchez en el G-20

Corresponsal en Washington Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Donald Trump partió ayer de Washington a Japón, donde participará en la cumbre del G-20, criticando por igual a aliados y adversarios, acusando a Alemania de ser «morosa» con respecto al gasto en defensa comprometido con la OTAN y jactándose de haber dejado la economía de China «por los suelos». «Me voy a encontrar con mucha gente de muchos países, muchos de los cuales llevan mucho tiempo aprovechándose de EE.UU., o ya no tanto, en realidad no se aprovechan ya de EE.UU.», dijo ayer el presidente en la Casa Blanca antes de salir de ella en el helicóptero Marine One.

El presidente estadounidense confirmó ayer que se reunirá con sus homólogos en Rusia, Vladímir Putin, y China, Xi Jinping, en los márgenes de la cumbre del G-20. Después Trump viajará de Japón a Corea del Sur, en una visita en la que el presidente cree que hablará de una forma u otra con el dictador norcoreano Kim Jong Un. «Puede que hable con mucha gente, a lo menor no él, pero puede que hable con él de una forma diferente. Estaré en Corea del Sur un día, y tenemos muchos encuentros preparados con muchos países», dijo el presidente.

En una entrevista previa con el canal Fox Business News, el presidente acusó a Alemania de ser «morosa». «Alemania le está pagando a Rusia miles y miles de millones por suministro de energía eléctrica. Y aunque le pagan a Rusia somos nosotros los que debemos proteger a Alemania de Rusia. Y Alemania es una morosa, ¿de acuerdo?», dijo el presidente. Aunque los países de la OTAN se han comprometido a invertir un 2% en defensa, el gasto de Alemania no llega al 1,5%. El de España es del 0,9%.

Trump tiene previsto verse con Merkel en Japón, además de con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan; el heredero de la corona saudí, Mohamed bin Salman; el japonés Shinzo Abe, y el indio Narendra Modi. Según dijeron el lunes altos funcionarios norteamericanos en una conferencia sobre el viaje de Trump, este buscará sobre todo apoyos para su política de sanciones para contener a Irán e impedirle obtener armas nucleares.

Otro de los asuntos pendientes es llegar a un acuerdo comercial con China, después de que la Casa Blanca impusiera el mes pasado aranceles del 25% sobre productos fabricados por ese país por un valor anual de 250.000 millones de dólares (219.000 millones de euros). En la entrevista en Fox, Trump dijo que incluso se reserva la posibilidad de más aranceles: «Mi plan "B" puede ser mi plan "A". El plan "B" es que su no hay acuerdo puedo bajar los aranceles al 10% pero aplicarlos sobre productos por un valor total de 600.000 millones».