Bolso de marinero de la firma Everlane
Bolso de marinero de la firma Everlane - ABC

El nuevo petate

El bolso de marinero se reinventa y vuelve a la calle

MadridActualizado:

«Le sac marin», un invento ideado para simplificar los viajes de los marineros y soldados, es ahora un nuevo clásico del guardarropa del siglo XXI. Nacido como una sencilla bolsa de tela de algodón, es resistente, lleva asa, bandolera y cierre en cuerda o cuero.

El clásico petate se concebía como maleta y armario a la vez. Para las libranzas y permisos, se convertía en un cilindro ligero con el que subir y bajar escaleras o trasladarse a otra embarcación. Para las reducidas dimensiones de los camarotes y barracones, llenos de literas, constituía un elemento de almacenaje flexible y plegable, que podía contener las pertenencias, el uniforme limpio, la «muda» de calle o la ropa sucia.

Louis Vuitton creó hace décadas su propia versión del «sac marin», bautizándolo con ese mismo nombre y dándole un giro chic al bolsón de tela de los militares. Con su lona monogram y sus tiras longitudinales de cuero boxcalf en tono natural unidas en cierre por otra banda del mismo material, el «sac marin» nunca fue un superventas en la maison francesa, pero le otorgó un aire más joven y deportivo.

En pleno siglo XXI, el petate ha vuelto a los desfiles más importantes, y ha pasado de ser un objeto de utilidad a ser también un articulo refinado. Hecho en lona, cuero, tejido acolchado o nylon, marcas como Burberry, Alexander McQueen, Jean Paul Gaultier, o la más desconocida, lo han presentado durante sus desfiles estos años atrás.

La bolsa que han utilizado en la marina de guerra marineros, e incluso suboficiales y oficiales, se ha convertido en un accesorio habitual para los que viajan en barco o ferry a islas de estilo relajado como Ibiza y Formentera en España, Pantelleria y Salina en Italia o las Cícladas en Grecia. Y ellas, los han adoptado como bolsa de fin de semana o de gimnasio.