María de León, en Baqueira con el Peugeot 508 SW
María de León, en Baqueira con el Peugeot 508 SW - ABC

María de León: «No entiendo el sexo sin amor»

La empresaria sevillana lanza un proyecto para enfocar el uso de las redes sociales de manera responsable

BAQUEIRA BERETActualizado:

Hay adversidades que ni los filtros más potentes de Instagram son capaces de maquillar. La dictadura del like, la necesidad del reconocimiento constante y la obsesión por mostrar conviven a diario en las redes sociales. Consciente de estos riesgos, la experta en comunicación María de León lanzó Think 2BU (Ser tú mismo), un apasionante proyecto de couching basado en la Filosofía y la Psicología. «Me impactó mucho el suicidio de la influencer Celia Fuentes, a los 27 años. El ver las consecuencias que pueden tener las redes si no tienes una personalidad bien formada y un pensamiento crítico bien argumentado para no basar tu éxito en el reconocimiento de la gente, sino en lo que tú consideres que va acorde con tus valores. Y decidí montar este proyecto para acompañar a las personas a explorarse interiormente para saber quiénes son y qué quieren transmitir», declara la sevillana de 38 años, durante una ruta por las carreteras blancas de Baqueira Beret (Lérida) a bordo del nuevo Peugeot 508 SW.

María de León sabe bien de lo que habla. Lleva once años en redes sociales y casi 100.000 personas siguen a diario sus pasos en Instagram; sus viajes, sus reflexiones, sus rituales de belleza, su fondo de armario... Pero no se siente identificada con la etiqueta de influencer. «Cuando una persona dice quiere ser influencer, el objetivo no está bien fijado. Primero hay que ser y hacer y la consecuencia será que si las personas consideran que lo que haces genera un interés, tú serás influencer. Cuando lo buscas se desvirtúa». La hija de los marqueses de la Cañada añade que con cada una de sus publicaciones busca aportar algo a la audiencia. «Cuando una persona tiene muchos seguidores tiene que ser responsable, tener unos valores y transmitirlos». Huye de los filtros y del maquillaje excesivo, porque siempre busca la autenticidad.

Su día a día no se circunscribe a las redes sociales, sino que desarrolla labores de comunicación y PR para marcas, organiza viajes de prensa y otras áreas de trabajo relacionadas con la comunicación. «Yo, durante mi carrera, me he reinventado muchas veces».

Ver esta publicación en Instagram

#Mariquita #style #marialeonstyle #rojoynegro #redandblack #nieve #snow #BaquieraBeret #marialeontravels #viajesconestilo #travel #style con @peugeotes 🐞❤️❄️

Una publicación compartida de María de León Castillejo (@marialeonstyle) el

Con esa frenética faceta profesional le cuesta encontrar tiempo para el amor. «Ahora mismo no tengo pareja. Los seres humanos estamos hechos para amar, pero soy muy feliz también de manera independiente», declara la comunicadora, quien en 2012 vivió un fugaz matrimonio con el artista Juan Garaizábal. Cuando le preguntamos si ha probado suerte alguna vez con aplicaciones para ligar, contesta rotunda. «Me da pena que se usen esas herramientas porque el encuentro entre las personas es bonito cuando se hace de forma directa y personal. Si estás cara a cara y ves su mirada. Yo no uso ese tipo de apps porque creo en el encuentro humano para poder profundizar en ellos».

María de León es de las que se enamora a fuego lento, ir descubriendo a la persona poco a poco. «Yo no entiendo el sexo sin amor, para mí no tiene sentido. El sexo es maravilloso cuando se hace por amor, si no se desvirtúa. Igual suena idealista, pero es una manera de expresar cuánto quieres a una persona». Y ¿cómo debe ser el hombre que la enamore? «Cada uno tiene que ser y actuar de manera independiente, que el amor no signifique atadura o posesión». En definitiva, libertad.