Una pareja es detenida en Vitoria por los delitos de violencia de género y violencia doméstica

El fin de semana se saldó en Vitoria con el arresto de cinco personas por delitos relacionados con la violencia de género

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El fin de semana se saldó en Vitoria con el arresto de cinco personas, cuatro hombres y una mujer, por delitos relacionados con la violencia de género.

Según ha informado la Policía Local de Vitoria, una pareja residente en Santa Lucía fue arrestada después de que los agentes comprobaran que ambos tenían marcas de agresión. Se trata de un hombre de 38 años y de una mujer 32 que se «causaron lesiones» durante una discusión. Él fue acusado de un delito de violencia de género, y ella de uno de violencia doméstica.

Por otro lado, un hombre de 41 años fue arrestado por quebrantar una orden de protección y conducir bajo la influencia del alcohol. Una patrulla le observó circulando de forma anómala y hablando por teléfono móvil en el Portal de Legutiano. Los agentes detectaron signos evidentes de encontrarse borracho. En ese momento, una mujer les llamó para indicarles que tenía una orden de protección respecto del varón que, momentos antes, había discutido con ella en la vía pública y tratado de introducirla en el vehículo sin éxito.

Las mismas fuentes han señalado que agentes de la Policía Local detuvieron ayer a un joven de 26 años por amenazar a su pareja en una vivienda del barrio de Ariznabarra. Una llamada al 092 alertó de fuertes gritos y golpes en el piso. En presencia de una patrulla, el varón golpeó diversos muebles mientras amenazaba a la mujer. Los agentes procedieron a su detención y, tras ser asistido de las lesiones producidas por los golpes, pasó a disposición judicial.

También fue detenido ayer, en el barrio de San Martín, un hombre de 43 años que había abofeteado a su expareja en la calle. Gracias a la descripción facilitada por unos testigos, fue localizó en las proximidades y la víctima en su domicilio. Los agentes comprobaron que el hombre llevaba las llaves de la vivienda de la mujer y en el mismo registro le incautaron además tres bolsitas de droga, presumiblemente speed. Tras escuchar las versiones y observar las marcas que presentaba la agredida, se procedió a la detención del agresor que esta mañana ha pasado a disposición judicial.