ABC
Galicia

Condenan a prisión a los gestores de un burdel por no dar de alta a sus empleadas

Asumieron penas de seis y nueve meses de cárcel, aunque no deberán entrar en prisión si no cometen ningún delito en los próximos tres años

SantiagoActualizado:

La Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo, ha condenado a los gestores de un burdel a nueve y seis meses de cárcel, respectivamente, por haber contado con los servicios de once trabajadoras de las que ocho ejercían actividades de alterne sin estar dadas de alta en la Tesorería General de la Seguridad Social.

Asimismo, la gerente deberá abonar una sanción a razón de seis euros diarios durante nueve meses y, el director tendrá que pagar la misma cantidad al día a lo largo de seis meses. Finalmente, el juicio no ha tenido lugar debido a una conformidad entre ambas partes.

En concreto, se les ha condenado por haber cometido un delito contra los derechos de los trabajadores en un club de alterne vigués, aunque no deberán entrar en prisión si no cometen ningún delito en los próximos tres años y asumen el pago de las sanciones económicas.

También deberán financiar las costas procesales y realizar un pago de 9.000 euros a la Tesorería General de la Seguridad Social. Este abono será realizado en tramos mensuales de 125 euros para cada uno y, si uno de los gestores no lo asume, el coste recaerá sobre el otro. Además, el impago de una de estas cuotas podría revocar la suspensión de la pena de prisión.

En este caso, procedente del Juzgado de Instrucción número 6 de Vigo, los gestores del establecimiento se enfrentaban a tres años de cárcel. Además, la Fiscalía había demandado la clausura del local por un periodo de cinco años.