El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, se dirige a la concejal de Cs durante el pleno - ABC

El alcalde de Valladolid cuestiona a la portavoz de Cs por haber sido dependienta

Tras las palabras del alcalde, Pilar Vicente abandonó el pleno sobre el estado de la ciudad

VALLADOLIDActualizado:

La portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valladolid, Pilar Vicente, ha abandonado el pleno sobre el estado de la ciudad tras cuestionar el alcalde, Óscar Puente, su credibilidad para hablar de gestión «al haber sido anteriormente una trabajadora en una tienda del centro comercial VallSur».

El alcalde ha respondido así a la intervención de Vicente durante el debate extraordinario sobre el estado de la ciudad en la que la portavoz de Ciudadanos ha sostenido que el actual equipo de gobierno «no tiene un proyecto para la ciudad, ya que el PSOE tiene un programa en cada territorio» y ha acusado a Puente de incumplir promesas electorales.

Puente, en su intervención final, ha criticado la mención de Vicente en su discurso al problema nacionalista, «no es usted Inés Arrimadas», y a continuación ha señalado que la portavoz de Ciudadanos «no tiene credibilidad para hablar de gestión porque en su currículum anterior ha sido trabajadora de una tienda en el centro comercial VallSur».

Vicente ha solicitado el uso de la palabra «por apelación» y ha exigido las disculpas del regidor «por descalificaciones y mentir» sobre su currículum y posteriormente, al no haber recibido el visto bueno a sus peticiones, ha abandonado el pleno antes de las votaciones de las propuestas de los diferentes grupos políticos.

Por otra parte, el regidor vallisoletano y el portavoz municipal del Partido Popular, Antonio Martínez Bermejo, han vuelto a protagonizar un nuevo cruce de acusaciones en el que el popular ha considerado que Puente «no tiene capacidad de liderazgo» ya que, entre otras circunstancias, en el PSOE «no han contado con él para el nuevo ejecutivo nacional».

Puente ha respondido que la decisión de mantenerse como alcalde ha sido suya y ha considerado que las declaraciones de Bermejo «demuestran que no valora lo suficiente ser alcalde de su ciudad», ya que mientras que él considera «lo más alto» servir a sus vecinos, para el portavoz popular ser ministro «es un ascenso».