Piden a la UE que corte las ayudas a la pesca en Canarias

ClientEarth se persona en Bruselas contra las subvenciones a la pesca porque «el estatus especial de las RUP como Canarias no debería ser un cheque en blanco para que la UE ignore sus compromisos internacionales»

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

La asociación especializada en derecho medioambiental y con sede en el Reino Unido, ClientEarth, ha confirmado este verano que tiene previsto presentar propuestas alternativas sobre el negocio subvencionado de la pesca en las islas Canarias. Es por las ayudas para nuevos buques en las RUP.

La abogada de ClientEarth, Klaudija Cremers, explica que su organización ha advertido este fin de semana a la Comisión Europea que una cosa es que Canarias sea región ultraperiférica de la UE y otra que haya manga ancha con las ayudas europeas a la pesca por ser «perjudiciales» y «podrían conducir a la sobrepesca».

La CE ha abierto una consulta pública sobre su plan para modificar las directrices de pesca de ayudas estatales que autorizarían la financiación para la construcción de buques pesqueros en las RUP como Canarias.

ClientEarth sostiene, sin embargo, que tales ayudas comunitarias «son reconocidas internacionalmente como dañinos porque fomentan el exceso de capacidad y la sobrepesca, un problema creciente para un tercio de las poblaciones de peces en todo el mundo».

«Cheque en blanco»

Cremers afirma que «nos preocupa que el cambio de esta regla sea perjudicial para la sostenibilidad de la pesca en las regiones ultraperiféricas» al «distorsionar los costos reales de la pesca, las ayudas pueden hacer que la pesca parezca más lucrativa de lo que es en realidad».

«Permitir ayudas estatales para la construcción de barcos pesqueros va en contra de los objetivos de la Política Pesquera Común para acabar con la pesca excesiva, daña los objetivos de las Naciones Unidas y la Organización Mundial del Comercio de eliminar subsidios perjudiciales, y da un mal ejemplo de la UE a los líderes políticos en torno el mundo», dijo la portavoz y letrada de ClientEarth. «El estatus especial de estas regiones no debería ser un cheque en blanco para que la UE ignore sus compromisos internacionales». La consulta pública de la UE finaliza el 27 de septiembre.