Canarias tendrá un banco donde donar tu cerebro

El Cibican de la Universidad de La Laguna albergará un espacio para investigar soluciones a enfermedades neurológicas. 300.000 personas en Canarias viven con una afección cerebral y, a medida que aumente la edad promedio de la población, crecerá el número de isleños que desarrollen demencia y otras enfermedades neurodegenerativas. Donando el cerebro, se da vida

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

La Universidad de La Laguna será el centro de referencia en las islas con un banco de cerebros. Descubrir su funcionamiento es una de las oportunidades que se abren en las islas con la apertura de un banco de cerebros prevista en el Cibican. Hasta ahora, desde Canarias se enviaban a Madrid para Programa de Donación Externo del BT-CIEN.

El comportamiento funcional del cerebro es uno de los retos de los expertos insulares al igual que el resto de la comunidad científica. Aunque las enfermedades neurológicas más frecuentes y conocidas por la sociedad son las demencias (entre las que se incluye la enfermedad de Alzheimer), el ictus, la epilepsia, la enfermedad de Parkinson, la esclerosis múltiple o la migraña, también hay otras enfermedades neurodegenerativas y neuromusculares como la esclerosis lateral amiotrófica, las distrofias musculares o las distonias.

Las enfermedades mentales y su relación con la composición de las neuronas dependerá de factores como la creación un banco para cerebros psiquiátricos; pero eso otro campo de investigación. El 14,5% de la población canaria es donde se produce un menor porcentaje de muertes por enfermedades neurológicas y tiene también las cifras más bajas de mortalidad por enfermedad neurológica tanto en hombres como en mujeres. Pero esa cifra es alta.

Aumento

Alrededor de 300.000 personas en Canarias viven con una afección neurológica y, a medida que aumenta la edad promedio de la población, el número de personas que desarrollan demencia y otras enfermedades neurodegenerativas crecerá rápidamente. Por ello, se necesita investigación para encontrar nuevos y mejores tratamientos para una amplia gama de condiciones.

En muchos casos, esta investigación involucra el estudio del tejido humano de alguien que ha muerto. En muchas condiciones, el examen del tejido cerebral postmortem es la única forma de hacer un diagnóstico definitivo para confirmar o alterar el diagnóstico que los médicos han hecho durante la vida del donante.

Cercanía

Los investigadores están haciendo grandes avances en neurociencia y otras enfermedades en las que el cerebro puede desempeñar un papel, pero aún hay mucho que no sed entiende sobre el cerebro humano y examinar el tejido cerebral es vital para aumentar la capacidad de respuestas.

El tejido cerebral es particularmente útil para la investigación cuando los investigadores saben mucho acerca de la persona que donó. Saber más sobre el estilo de vida y el historial médico del donante puede ayudar a los investigadores a comprender mejor los trastornos del cerebro o del sistema nervioso y, finalmente, encontrar curas.