Entrenamiento de yihadistas en algún lugar de Siria
Entrenamiento de yihadistas en algún lugar de Siria - ABC

La Policía española, clave en la detención en Turquía del jefe del aparato de recepción de yihadistas de Daesh

El detenido, que dirigió un campo de entrenamiento de terroristas en Libia, estaba a punto de fugarse y había anunciado a sus más próximos que iba a perpetrar un atentado de forma inminente

MadridActualizado:

El trabajo de la Policía española no se limita a nuestro país y además es importante para que se puedan realizar importantes operaciones fuera de nuestras fronteras. Según ha podido saber ABC, la Comisaría General de Información ha aportado las claves para la detención en Tekirdag (Turquía) de H.B.M.B.H., un tunercino de 35 que según los servicios de inteligencia internacionales desempeñaba un papel muy relevante en el aparato logístico de Daesh en los años clave del conflicto en Siria. Está considerado además uno de los fundadores de las células tunecinas de la organización terrorista en Libia.

El terrorista detenido residía en Turquía, donde utilizaba una identidad siria falsa para camuflarse. Las investigaciones de la Policía española, que alertaron a las autoridades de ese país de la presencia de este individuo, descubrieron las claves para localizarlo y detenerlo.

Las mismas fuentes precisaron que H.B.M.B.H era objetivo prioritario de los servicios de inteligencia debido a sus contactos al máximo nivel dentro de Estado Islámico. De hecho, las fuerzas contraterroristas tunecinas lo habían situado en el tercer puesto de un escalafón de 44 terroristas destacados que luchaban para el establecimiento de Daesh en Libia.

H.B.M.B.H. se había incorporado a la estructura de Estado Islámico en 2014 y pertenecía al grupo de tunecinos en Libia que el 7 de marzo de 2016 ocupó la ciudad de Bern Gardane, junto a la frontera con Libia, con el objetivo establecer allí una base de operaciones desde la que lanzar la expansión de la organización terrorista en toda la nación. En aquella ocasión los terroristas atacaron un campamento militar, un puesto de policía y un cuartel de la gendarmería en unos sucesos que costaron la vida de 55 personas, incluyendo 12 soldados y policías tunecinos, 7 civiles y 36 yihadistas. Tras ese baño de sangre, que se prolongó durante dos días, los yihadistas fueron finalmente derrotados por las Fuerzas de Seguridad de Túnez.

Este individuo era uno de los máximos responsables del aparato de fronteras, encargado de recibir a los nuevos miembros de Daesh llegados desde Europa y resto de países para introducirlos de forma clandestina en Libia. Además fue el encargado de un campo de entrenamiento al este del país norteafricano. Su nombramiento se realizaba directamente por los cabecillas de la organización en Irak, individuos del círculo más próximo al jefe del Califato, Abu Bakr al-Baghdadi.

Los combatientes de origen tunecino son muy apreciados por Estado Islámico sobre todo en lo que se refiere a todo lo relacionado con la gestión de la lógística de la organización. En concreto estos muyahidines se suelen encargar de los enlaces clave entre diferentes células o miembros de la organización.

Fuentes de la investigación precisaron que el arresto de este sujeto frustró su huida de Turquía. Además, según informaciones recabadas en el entorno del detenido, en varias ocasiones había expresado a sus más próximos su intención de llevar a cabo acciones terroristas de forma inminente. Todo apunta a que el arrestado se hallaba en Turquía bajo la protección de una célula libia de Daesh en este país, encargada de facilitar el traslado de miembros de esa organización entre Libia y Siria.

Fuentes de la investigación precisaron que el arresto de este sujeto ha frustrado su huida de Turquía. Además, según informaciones recabadas en el círculo del detenido, en varias ocasiones había expresado en sus círculos más próximos su intención de llevar a cabo acciones terroristas de forma inminente. Todo apunta a que el detenido se hallaba en Turquía bajo la protección de una célula libia de Daesh en este país, encargada de facilitar el traslado de miembros de esa organización entre Libia y Siria.