Encuentro en la finca de Carmona de todos los socios del proyecto Life Resilience
Encuentro en la finca de Carmona de todos los socios del proyecto Life Resilience - ABC
AGRICULTURA

Carmona, campo de ensayo contra la Xylella Fastidiosa

El proyecto europeo Life Resilience busca nuevas variedades de olivar resistentes a la bacteria

SEVILLA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Carmona será el campo de ensayo principal del proyecto europeo Life Resilience, que pretende buscar prácticas sostenibles y productivas para la prevención de la Xylella Fastidiosa en las plantaciones de olivar y almendro en intensivo.

El principal objetivo de este proyecto, que cuenta con un presupuesto total cercano a los tres millones de euros, es conseguir desarrollar unas variedades de olivo que sean lo más tolerantes posible a la Xylella Fastidiosa y a otros patógenos, minimizando las pérdidas que hasta ahora conlleva tener una plantación infectada, así como implantar prácticas sostenibles que contribuyan a prevenir la propagación de la bacteria y aumenten la resistencia hacia brotes de plagas y patógenos.

El consorcio que compone este proyecto agrupa a empresas e instituciones de España, Italia y Portugal y pone a disposición del proyecto tres fincas demostrativas en cada uno de estos países. No obstante, la finca española, situada en la provincia de Sevilla, concretamente en el municipio de Carmona, será «la única donde se van a implantar mil genotipos de olivar con cierta tolerancia a la bacteria, en los que previamente ha estado trabajando la Universidad de Córdoba», explica Teresa Carrillo, directora del proyecto.

De estos mil genotipos de olivar «se obtendrán las potenciales variedades que mejor se adapten al sistema de plantación en seto, y las variedades elegidas se enviarán a Italia, donde en otra finca demostrativa se plantarán y se analizará la resistencia ante la enfermedad».

El proyecto comenzó el pasado 1 de julio y concluirá el 31 de junio de 2022. Tiene como socio principal a la empresa cordobesa Galpagro, propietaria de la finca demostrativa El Valenciano, de 350 hectáreas y situada en Carmona, donde se llevará a cabo el ensayo para frenar esta enfermedad que amenaza los olivos y almendros de los países mediterráneos.

Además de la empresa de asesoramiento técnico Galpagro, el proyecto cuenta con socios como la Universidad de Córdoba, Agrifood Comunicación, Agrodrone y Asaja nacional.

Teresa Carrillo, quien también es directora del Departamento de I+D de Galpagro, destaca «la importancia de la divulgación de los resultados del proyecto», para que «todos los agricultores puedan implantar las últimas técnicas».