Ryanair se ha enfrentado a una oleada de huelgas este verano
Ryanair se ha enfrentado a una oleada de huelgas este verano - REUTERS
REUNIÓN EN ROMA

Los tripulantes de cabina de Ryanair se reúnen este viernes para convocar un nuevo calendario de huelgas

La intención de los TCP de la aerolínea es retomar sus protestas durante la última semana de septiembre

MadridActualizado:

Los tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair retoman sus protestas tras la «tregua» ofrecida en agosto. Representantes de trabajadores españoles, belgas, portugueses, italianos, alemanes y holandeses se reunirán este viernes en Roma para plantear un nuevo calendario de huelgas. Según ha podido saber ABC, estas se convocarán para este mismo mes, probablemente para la última semana de septiembre.

También se estudian otras alternativas. Fuentes sindicales no descartan convocar una única jornada de huelga a la que se sumen determinados colectivos de pilotos. Y es que pese a los acuerdos alcanzados por Ryanair con este colectivo en Italia e Irlanda, todavía existen conflictos abiertos en otras regiones como Suecia o Alemania.

Además, también existe la posibilidad de que se convoque un calendario de huelgas este viernes y que este se amplíe en los próximos días. «Están empezando a tomarse en serio nuestras protestas», opinan desde los sindicatos.

Hay que tener en cuenta que los TCP de Ryanair ya convocaron dos jornadas de paros en julio (concretamente los días 25 y 26), que se saldaron con más de 400 vuelos cancelados desde o hacia España. A ello hubo que sumar las protestas que llevaron a cabo distintos sindicatos de pilotos en agosto, que consituyeron la huelga más importante de la historia de la compañía.

Reunión cancelada

En los últimos días la low-cost había alcanzado distintos acuerdos con este colectivo. Sin ir más lejos, en España tiene previsto celebrar una reunión con los pilotos agrupados en el Sepla durante los próximos días. Con los tripulantes, sin embargo, el conflicto se mantiene abierto.

Estaba previsto que ambas partes se reunieran este miércoles para acercar posturas. Sin embargo, el encuentro se canceló por la dimisión de la directora general de Trabajo, Concepción Pascual, que abandonó su cargo tras asumir «voluntariamente» la responsabilidad de haber permitido el registro del sindicato de las prostitutas. Pascual desarrollaba desde hace semanas una labor de mediación entre los sindicatos y la aerolínea.

Las organizaciones de trabajadores cuentan sin embargo con la presencia del Ministerio de Trabajo en sus futuras reuniones con la compañía. Y es que, en su opinión, «el conflicto tiene una solución que es difícil de aplicar jurídicamente».

Hay que tener en cuenta que el gremio reivindica fundamentalmente que Ryanair aplique la legislación laboral española en las bases en las que opera. Por el momento, prácticamente todos los tripulantes de la aerolínea que trabajan en España lo hacen con contratos irlandeses. De hecho, los sindicatos sostienen que únicamente un 25% de estos trabajadores pagan sus cotizaciones a la Seguridad Social pese a trabajar en nuestro país.