La ministra de Economía, Nadia Calviño
La ministra de Economía, Nadia Calviño - Maya Balanya

Economía exigirá a la banca formar a su plantilla para vender hipotecas

El Gobierno y el Banco de España quieren que evalúen mejor la solvencia del cliente

MadridActualizado:

La nueva ley hipotecaria busca dar certidumbre jurídica y elevar la protección al consumidor. Para ello, y entre otras cosas, obliga a que los empleados de la red de las entidades tengan los conocimientos necesarios y actualizados sobre los productos hipotecarios. Pues bien, según desveló ayer el secretario general del Tesoro y Política Financiera, Carlos San Basilio, el Ministerio de Economía trabaja ya en los planes de formación que exigirá a las plantillas, lo que podría derivarse en una nueva oleada de cursos para estos empleados.

La normativa, que entrará en vigor el próximo 16 de junio, exige al departamento dirigido por Nadia Calviño que establezca «los requisitos mínimos de conocimientos y competencia exigibles al personal». El Ejecutivo, que trabaja en el diseño de esa formación con el Banco de España, desarrollará esa obligación mediante una orden ministerial que se sacará a audiencia pública en las próximas semanas con el objetivo de aprobar la orden en torno a junio.

«Esperamos tener en estas semanas una opción que cumpla con el objetivo de la ley para garantizar que el profesional tenga la formación necesaria», dijo ayer San Basilio en unas jornadas sobre el impacto de la ley organizadas por Pwc. Lo que no está claro es cómo se articulará esa formación, si se obligará a los empleados de las oficinas a hacer determinadas horas de formación e incluso a examinarse, y si las entidades podrán impartir esa formación de forma interna o tendrán que recurrir a firmas externas e independientes.

Esa formación iría encaminada no solo a mejorar el asesoramiento en la suscripción de la hipoteca, sino sobre todo a reforzar la evaluación que los empleados tienen que hacer de la solvencia del cliente, una exigencia que ahora además se recoge por escrito en la ley.

Control de riesgos

«Como ya sucede en otros países, las oficinas se podrían convertir en la primera línea de control del riesgo y la solvencia», señaló en el foro el socio de la unidad de regulación financiera de Pwc, Álvaro Benzo. Es decir, las áreas comerciales y de negocio tendrían que especializarse también en riesgos y solvencia, algo hasta ahora propio de la unidad de riesgos.

Ayer mismo, en ese evento, la subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, hizo hincapié en la necesidad de reforzar esa evaluación de la capacidad de pago del cliente al que se le va a conceder un préstamo hipotecario, revisando sus ingresos presentes y futuros y sus activos en propiedad y ahorro disponible, entre otras cosas. El Banco de España recuerda que más importante que el valor del inmueble como garantía, lo importante es esa capacidad de repago del hipotecado.

Esas exigencias de formación podrían derivarse en nuevos cursos para los empleados, que vienen de afrontar severos requisitos de formación, con exámenes incluidos, de la nueva norma Midif II para asegurar un asesoramiento profesional en la venta de productos como acciones y fondos de inversión. De hecho, teniendo en cuenta que el producto hipotecario es más generalizado, esa formación podría implicar a más profesionales.

De forma paralela, Economía elaborará un contrato hipotecario estándar y el Banco de España, mediante circular, fijará los criterios por los que los bancos podrán usar la venta combinada de productos como seguros al dar una hipoteca siempre y cuando justifiquen que beneficia al cliente.