Oriol Alsina, junto a Carrillo en el banquillo, lograba que la Llagostera remontara un 2-0 ante el Avilés.
Oriol Alsina, junto a Carrillo en el banquillo, lograba que la Llagostera remontara un 2-0 ante el Avilés.

CÁDIZ CF

Oriol Alsina, del Llagostera: “La clave está en la mentalidad, creer que es posible”

El técnico catalán consiguió que su equipo diera la vuelta a un 2-0 en Avilés para lograr el ascenso a Segunda División A

Por  13:09 h.

Oriol Alsina forma junto a Lluis Carrillo el exitoso tándem que ha conducido a la modestísima Llagostera a Segunda División. Al fútbol profesional, ese lugar prohibido para el Cádiz CF, que se escapó hace un lustro y se observa como una quimera. El técnico catalán es director deportivo y segundo entrenador, llegó a subir siete categorías en diez años y ha salvado la categoría en otra excelente temporada en la categoría de plata.

Pero Oriol Alsina aparece por Cádiz por un motivo concreto: su Llagostera remontó un 2-0 ante el Avilés hace un curso, con un 3-0 en su campo que le permitió pasar de ronda y luchar por el ascenso ante el Nástic de Tarragona, que también firmó merced a otra gran remontada.

El preparador catalán atiende con tranquilidad a Canal Amarillo, pese a estar de vacaciones y represente a un club profesional. Allí no han llegado los aires de grandeza. Primero deja claro que él no es “nadie para dar consejos”, simplemente expone su punto de vista y los argumentos en los que la Llagostera cimentó su gesta.

“La clave estará en la confianza que pueda tener el Cádiz, en la mentalidad y en la paciencia”, comenta Alsina. “En una liga lo importante es la regularidad, el juego, los distintos conceptos técnico, tácticos, físicos… pero en el último partido de la eliminatoria todo está en la cabeza. Los jugadores del Cádiz CF se juegan el ser o no ser, y la línea es muy fina. Pueden pasar algunas cosas que inclinen la balanza a su favor. Cambiar esto es cuestión de mentalidad”.

El catalán reconoce que “el Bilbao Athletic me sorprendió muy gratamente, no esperaba tanto. Es un equipo compacto con futbolistas que sabían a lo que jugaban. Pero el Cádiz CF posee mucha calidad individual, una plantilla muy amplia. Me sorprendió tanta diferencia sobre el campo, que el filial actuara como un bloque, pero creo que el partido de Carranza puede ser completamente diferente”. Alsina no va de farol. “De verdad que veo la eliminatoria al 50%”.

Ni siquiera da ventaja a los vascos. “Cuando un equipo juega en casa va a más y el que lo hace de visitante ofrece algo menos. También el Cádiz CF irá a por todas mientras que el Bilbao intentará defender su renta. Es cuestión de mentalidad”, corrobora el míster.

Recuerda aquella tarde en la que caían 2-0 ante el Avilés. “Terminamos hundidos. Veníamos de perder en el 90′ ante el Racing de Santander y ahora esto. Pero el lunes uno empieza a creer un poco, y el martes algo más. El viernes entiendes que es posible. Es decisiva tanto la gestión individual como de grupo. Siempre hay jugadores más ganadores, con más carácter, que contagian al resto y les impiden que se venga arriba. Claudio deberá verlo y tiene una amplia plantilla para saber con quién puede contar”.

“Depende de ellos”, declara Alsina. “Y nosotros salimos a muerte, convencidos incluso de que si nos marcaban uno pues meteríamos cuatro. Es un encuentro de 180 minutos, los primeros 90 más jodidos porque son fuera de casa; ahora quedan 90 más y ante la propia afición”.

La Llagostera contaba con el apoyo de su hinchada. Carranza puede mostrarse más inhóspito después de tanto desengaño. “La afición del Cádiz sabe lo que se juega, que es un ascenso a Segunda, y creo que estará a muerte. Si acaba mal, cada cual es dueño de hacer lo que quiera”.

El equipo ha de salir convencido, a muerte, pero no a tumba abierta. “Yo no lo haría”, dice Alsina. “No correría riesgos excesivos al menos en la primera parte. Hay que empezar fuertes, apretando arriba, muy ofensivos, pero también es clave la paciencia. Si marcas en el 30′ de la segunda parte, todavía te quedan 15 minutos ante un rival que estará muy nervioso”.

“En San Mamés el Bilbao fue superior, pero el partido de Carranza puede ser totalmente diferente”, sentencia Alsina. “El Cádiz por nombre tiene muy buenos jugadores y por supuesto que la remontada es posible. Hay que creer”.