Los representantes institucionales de las dos aficiones se hermanaron en el anterior encuentro en Oviedo.
Los representantes institucionales de las dos aficiones se hermanaron en el anterior encuentro en Oviedo.

CÁDIZ CF

La Federación de Peñas pide a los cadistas que no caigan en “provocaciones absurdas”

Agradece el trato recibido en Oviedo y desea un recibimiento respetuoso y pacífico a la hinchada azul"

Por  12:35 h.

El ambiente del Cádiz-Oviedo se ha caldeado. El primer paso fueron los incidentes acaecidos justo antes del recibimiento del bus en el Tartiere, cuando un grupo de ultras oviedistas agredió a la afición visitante. La tensión aumentó al quedar igualada la contienda, y el último paso ha sido el recurso presentado por los amarillos para que Garrido jugase este domingo y que por suerte para los de Carranza ha prosperado.

La buena armonía de la semana pasada ya no es tanta, si bien son ‘piques’ aislados y propios de los nervios por todo lo que hay en juego tanto para Cádiz como para Oviedo. El club carbayón también ha puesto en marcha su maquinaria y ha presentado otro recurso para que el Juez recapacite y devuelva el castigo a Garrido. Un hecho que no se suele dar.

Para rebajar la tensión y enfriar el ambiente, la Federación de Peñas Cadistas ha emitido un comunicado en el que pide calma y no caer en provocaciones absurdos. El escrito dice lo siguiente:

“Desde la Federación de Peñas Cadistas queremos agradecer el trato recibido por la ciudad de Oviedo y los aficionados del Real Oviedo hacia nuestra afición. Ha sido un día de convivencia de aficiones rivales en el interior del estadio pero amigas por las calles de la ciudad”.
“Sirva como ejemplo esta foto de hermanamiento entre la Federación de Peñas Cadistas y A.P.A.R.O. que apostamos por una pacifica convivencia”.
“La afición del Cádiz va a dar ejemplo animando desde el primer momento como solo sabe, pero con el respeto que siempre ha mostrado a una afición rival en nuestra ciudad”.
“Lo daremos todo, pero nunca vamos a caer en provocaciones absurdas que mal entienden lo que debe ser un espectáculo deportivo en el césped y en la grada”.
“Ahora más que nunca Carranza, Cádiz, su provincia y cualquier punto donde exista una camiseta amarilla animará sin descanso a su equipo.
Que se escuche una sola voz:
¡Ese Cádiz…oé!”