Aridane y Santamaría en un entrenamiento.
Aridane y Santamaría en un entrenamiento.

Cádiz CF

Gorka pide una oportunidad: «Quiero que me veáis jugar»

Para el delantero el bajón del Cádiz viene porque "en acciones hemos sido un poco egoístas todos y tenemos que retomar esa base de correr por y para los compañeros"

Por  13:20 h.

Llegó a finales del julio pasado como una de las perlas de la cantera de Lezama. Uno de los delanteros con más proyección del Athletic de Bilbao reclamaba su sitio en una categoría como la Segunda División que ya conoce de la pasada campaña.

Sin embargo, el paso de las jornadas ha dejado a Gorka Santamaría con más protagonismo en las gradas y en banquillo que sobre el verde. Es por eso que ante la mala dinámica de resultados, el vasco pueda tener su ansiada oportunidad este domingo. Cervera decidirá.

El ariete no tiene reparos en pedirla en público. “Todavía no se ha visto nada de mí y espero que lo veáis. Puedo aportar mucho trabajo, llegada, remate, gol y más que todo me centro en el trabajo. 

Con humildad y sapiencia, a pesar de la juventud, el jugador no mira fuera y reconoce la dificultad de hacerse con la titularidad. “Cuando llegué ya dije que iba a ser difícil hacerme con un puesto en el equipo porque arriba hay gente muy buena. Sigo trabajando para aprovechar la oportunidad que me den sabiendo que la Segunda División es una categoría muy difícil”.

Y es que el debut de Santamaría no pudo ser más accidentado. Fue titular en Anduva y antes del descanso estaba expulsado. “No se lo deseo a nadie. No hice nada porque se demostró después cuando me quitaron la roja. Fue fustrante que te expulsaran por nada, una por beber agua y otra por tropezarme. Sabía que me iban a retirar la roja porque no hice nada, todo el mundo lo vio”.

El ariete no cree que dicha expulsión fuera el detonante de su desaparición de los onces. “La titularidad no la perdí por eso, el míster consideró que hay gente en mejor momento y hay que respetarlo. Aquella expulsión repercutió en el partido más que en mi titularidad”.

De ahí que el vasco haga autocrítica. “Soy de los que no pide explicaciones al míster, el responsable de no jugar soy yo. Cada día vengo con ganas de entrenar fuerte y jugar. Donde me encuentro mejor es en el campo, me da igual la posición. Detrás del delantero me encuentro bastante cómodo”.

Mirando al choque del domingo, Santamaría avisa del peligro del rival. “En los dos últimos años el Girona ha empezado dubitativo pero luego ha ido cogiendo fuerza. Maneja bien la pelota, controla el balón parado y hay que estar muy atentos a ellos”.

Asimismo, el delantero reconoce que “hemos perdido la base del trabajo un poco, la de ser todos unos. En acciones hemos sido un poco egoístas todos y tenemos que retomar esa base de correr por y para los compañeros, no para hacer cada uno su partido. Puede haber falta de intensidad.