El Cádiz B de Fernando Niño no reacciona
El Cádiz B de Fernando Niño no reacciona

Cádiz CF

Fernando Niño: “El objetivo será formar jugadores y subir”

Vuelve a hacerse cargo del Cádiz B y está convencido de que "se va a formar un bloque con calidad y competitivo"

Por  19:34 h.

La dirección deportiva del Cádiz ha vuelto a confiar en Fernando Niño para que se haga cargo del filial, que la próxima temporada militará en Primera Andaluza tras el descenso consumado el curso pasado. El roteño está con muchas ganas de abordar este proyecto, que tendrá como uno de sus objetivos el de retornar a Tercera división.

«Al igual que la temporada pasada, mi objetivo va a ser el de formar jugadores para que estén preparados para jugar en el primer equipo cuando sea necesario. Pero este año también tenemos entre nuestros objetivos el de intentar subir», explica.

Habrá muchos cambios, lógico cuando se trata de un filial, en la plantilla con la que trabajará el míster, que en cualquier caso asegura que se va a formar «un bloque con calidad y competitivo». «Estamos trabajando en ello. Se va a quedar un bloque de los que estaban el año pasado y van a subir varios jugadores del juvenil que ya han superado la edad. Además, daremos unas cuantas pinceladas con gente que traigamos de fuera y con ello estoy seguro de que vamos a formar un buen grupo».

Fernando Niño es consciente de que será un año «complicado». «En Primera Andaluza vamos a competir muchos equipos con calidad y nombre para estar ahí arriba y va a ser difícil. Estamos los tres que hemos bajado, La Palma, Recreativo B y nosotros, más los que ya estaban y otros que han subido como el Isla Cristina. Va a ser un año duro».

El descenso, «un fracaso total»

Echando la vista atrás, el roteño no oculta que el descenso consumado la pasada campaña fue «un fracaso total». «Fue un palo muy gordo que no se esperaba. Nunca prevés un descenso. Siempre trabajas día a día con la ilusión de que hay mimbres para hacer las cosas bien. En varios momentos de la temporada el equipo estaba bien clasificado, pero se notó la ausencia de los futbolistas que salieron en enero (Sana N’Diaye, Diego González y José Mari). Eran los que le daban experiencia al equipo y a raíz de su marcha les costó tirar a los demás. Solamente hay que ver algunos partidos nuestros para darse cuenta de que nos faltó ese puntito de veteranía. Muchos partidos en los que fuimos superiores se nos fueron por detalles. En los descuentos se nos escaparon muchos puntos y eso al final lo acabamos pagando», recuerda.

Ya no hay vuelta atrás, en cualquier caso, y ahora en lo que piensa es en seguir aportando su experiencia a los que vienen apretando desde abajo. «Siempre hay jugadores con calidad para llegar al primer equipo, lo que sucede es que es complicado porque el Cádiz cuenta con muchas urgencias y juega con la presión de que tiene que subir. Quizás eso hace que cueste tirar de la gente joven. Pero hay gente preparada, como pudo verse en los últimos partidos de liga el año pasado, en los que jugaron cuatro o cinco futbolistas con el primer equipo», apunta el técnico.

Como el curso pasado, le tocará trabajar codo con codo con Moisés Arteaga, que volverá a hacerse cargo del Balón. «Si hay algo en lo que nunca se ha escatimado es en la comunicación entre los entrenadores de la cantera».