Dani Romera quiere ganarse un puesto en este Cádiz CF.
Dani Romera quiere ganarse un puesto en este Cádiz CF.

CÁDIZ CF

Dani Romera quiere cambiar la historia

Lastrado por las lesiones desde su llegada al Cádiz CF, el delantero almeriense pide paso de nuevo

Por  7:57 h.

Dani Romera ha vuelto y su intención es quedarse. Así lo demostró el pasado domingo, con un gol decisivo ante el Rayo Majadahonda. Un gol que pudieron ser dos si el poste no lo hubiese evitado en la recta final de la cita pero, al fin y al cabo, un gol que valió tres puntos de oro y sirvió para mantener la racha de siete victorias consecutivas de la escuadra cadista en LaLiga 123.

El delantero almeriense regresó al rectángulo de juego después de más de dos meses sin poder enfundarse la zamarra cadista. Era la sexta jornada cuando un mal golpe al comenzar el encuentro ante el Alcorcón en el Estadio Ramón de Carranza le pasó factura. Únicamente estuvo doce minutos sobre el césped. Una vez más se truncaban sus sueños después de ganarse la titularidad con su brillante actuación días antes en el Carlos Belmonte de Albacete, donde evitó la derrota gaditana con un gol de bellísima factura en la prolongación. Una diana clave y sólo estuvo diez minutos en el tapete manchego.

Por si fuera poco, justo antes había marcado en el Heliodoro Rodríguez López en la Copa del Rey y su tanto sirvió para que el Cádiz CF pasara de ronda y eliminara al Tenerife.

Desde entonces han llegado momentos duros para Dani Romera. Tan duros que ha aparecido en la rumorología de bajas del Cádiz CF en este mercado de invierno.

Alejado de esta rumorología, el entrenador cadista Álvaro Cervera no dudó en puntualizar antes de la cita ante el Rayo Majadahonda: «Tras la lesión no lo acabo de ver bien. No sé si de ánimo por la lesión, pero yo no lo acabo de ver bien. No soy un entrenador que le diga al director deportivo que sea quien tenga que salir o no».

Curiosa e inesperadamente, Dani Romera entró un día después en la lista de convocados para afrontar la cita ante la escuadra majariega. Salvó su primer escollo al no ser uno de los dos descartados por Álvaro Cervera horas antes del encuentro (Matos y Perea se quedaron en la grada), el siguiente entrando en el minuto 66 por Agra y, finalmente, respondió como mejor saber hacerlo: marcando.

Ahora Dani Romera espera romper al fin ese maleficio que le ha perseguido desde su llegada la temporada pasada al Cádiz CF. Y es que las lesiones, de uno u otro calibre, siempre le han jugado una mala pasada, sobre todo cuando estaba en su mejor momento.

El almeriense quiere cambiar la historia y demostrar que es muy válido en este equipo. Necesita minutos y una pizca de suerte.