Claudio y Alfredo en el banquillo del Cádiz CF
Claudio y Alfredo en el banquillo del Cádiz CF

Cádiz CF

Claudio y Alfredo, ante su mayor reto en el Cádiz CF

El cuerpo técnico amarillo tiene ante sí la necesidad de recuperar la moral de una plantilla herida y muy tocada

Por  14:17 h.

No estaba en ningún tipo de plan o previsión que el Cádiz CF cayera el pasado domingo ante el Real Oviedo en Carranza. Logicamente, todo puede pasar en el mundo del fútbol y el caer eliminados era una posibilidad tan real como improbable dentro del vestuario amarillo.

Lo era por muchas razones. Para empezar por el buen resultado de la ida en el Carlos Tartiere y la grata imagen mostrada por el equipo de Claudio Barragán. El gol de Jona unido a la seriedad y solvencia del conjunto cadista eran más que garantías para sentenciar la eliminatoria en Carranza.

Sensaciones positivas que fueron en el vuelo chárter de Oviedo a Cádiz y que se realzaron durante los días previos al choque de vuelta. La retirada de la amarilla a Garrido el pasado miércoles fue todo un baño de optimismo en el seno del equipo de Claudio y en el propio club amarillo que veían como las opciones de ascender crecían con el paso de los días.

No quedó ahí la cosa. El lleno histórico de Carranza, el gran recibimiento del cadismo y un rival herido como el Oviedo que en los días previos se había dedicado a quejarse amargamente y a pensar en una supuesta encerrona, eran motivos más que suficiente para pensar que el domingo sería un día grande para el cadismo.

Sin embargo, nadie cayó en la cuenta de que sería el propio Cádiz CF el que fallara ante su público y el que no diera la talla. La baza de un equipo sólido, experimentado y adiestrado por un entrenador de nivel como Claudio se desvaneció en 90 minutos.

Una oportunidad de oro para el Cádiz CF

Con todo, la segunda oportunidad que se le presenta al conjunto cadista parece de oro tras el varapalo ante el Oviedo. Más allá del nivel que pueda tener el Hércules, en el equipo saben que son ellos mismos los que tienen que dar el paso al frente para recuperar la ilusión y el ánimo, más aun cuando los rostros de muchos jugadores al finalizar el duelo del domingo era de auténtico funeral.

En este sentido, y más que nunca, la tarea de Claudio Barragán y Alfredo Santaelena parece más primordial que nunca. El primero ya reconocía que “tenemos que recuperar el ánimo del grupo”. Sin duda, tanto Claudio como Alfredo saben de que va esta película.

“Esto es fútbol y no está perdido”. Esta frase la mencionaba el técnico valenciano del Cádiz CF al abandonar Carranza el pasado domingo. Sabe que lo que tiene entre manos no es fácil, pero si por algo se caracteriza Claudio y su segundo es que imprimen un carácter y un nivel competitivo enorme a su equipo.

Tanto Alfredo como Claudio se han manejado en lides similares a la que vive este Cádiz. El entrenador cadista fue capaz de subir a Segunda B a la Ponferradina pasando tres eliminatorias y acabando con el Tenerife en la última ronda. Asimismo, también cumplió en momentos delicados y de mucha presión en el Elche, consiguiendo la permanencia en Segunda.

La tarea no es fácil, pero si algo se puede agarrar el cadismo es a un tándem que puede conseguirlo, Claudio Barragán y Alfredo Santaelena.