Cervera es manteado por la plantilla tras conseguir el ascenso en el Rico Pérez de Alicante.
Cervera es manteado por la plantilla tras conseguir el ascenso en el Rico Pérez de Alicante.

CÁDIZ CF

Cervera: «Cuando llegué vi el futuro y el éxito de esta manera»

El técnico del Cádiz CF recuerda a Claudio, «que metió al equipo en 'play off'», y señala que sólo quería tener un hueco entre los entrenadores del club gaditano

Por  1:02 h.

El éxito del Cádiz CF tiene nombre y apellidos: Don Álvaro Cervera. Pocos, qué decir pocos, nadie lo duda. El entrenador cogió un cadáver y lo ha resucitado para hacerle peregrinar por ese camino en el que tantos fracasaron. Sorprende que alguien tan tímido, tan pausado y de pocas palabras sea capaz de decir tanto en cada frase. Es para escucharlo con atención, no perderse ni un silencio.

Nervioso, sufría en el partido más duro de estas tres eliminatorias. Y cuando el colegiado señalaba el final, Cervera prefería ocupar el lugar en la sombra, mantenerse en un segundo plano. Tanto que mientras sus jugadores celebraban el ascenso sobre el césped él ofrecía una rueda de prensa a la que casi nadie acudía.

Después, explicaba porqué era tan esquivo. “Soy una persona que me emociono mucho en la alegría”, confesaba. Y a partir de ahí, palabras y palabras para tomar buena nota. “Estoy un poco cansado y estresado porque lo hemos pasado muy mal. Han apretado mucho y con los nervios no hemos hecho el mejor partido, pero nos merecemos estar donde estamos”.

Reconoce que el papel en las eliminatorias ha sido sobresaliente. “Sí, ha sido un ‘play off’ muy bueno. Se puede jugar de otra manera pero yo vi así el futuro y el éxito de esta manera y eso es gratificante, haberlo visto antes”.

Esta semana “hemos tratado de mantener la tranquilidad. Había mucha ansiedad por el ascenso e íbamos a estar agarrotados”.

Cervera era de los pocos, si no el único, que creía en este milagro consumado en Alicante. “Yo sé de fútbol porque llevo mucho tiempo en ello, no por otra cosa, y en fútbol es aprovechar el momento, y de la manera en que llegues. Había que buscar el mejor momento. No podíamos jugar a 1.000 cosas, pero haciendo lo que podíamos íbamos a ser un buen equipo, difícil. Tuve 25 tíos que lo entendieron desde el primer momento y se conjuraron a hacerlo conmigo”.

En su dilatada experiencia nunca se encontró una hinchada igual. “Yo he estado en buenos clubes, en clubes grandes con grandes aficiones, pero el Cádiz CF es diferente y por ratos te saca de ti mismo porque te emociona, te deja en una tesitura que te impide pensar con calma”.

Este éxito tiene el sello de Cervera, pero se niega a sacar pecho. “Cuando llegué al Cádiz CF subí las escaleras de Carranza, vi el póster con el nombre de todos los entrenadores y pensé que con tener un huequito ahí ya sería suficiente”.

De entre todos sus futbolistas destaca a uno, el que más le sorprendió a su llegada. “Tengo una plantilla muy buena, pero desde el primer día pensé que Alvarito tiene algo diferente, que le teníamos que sacar partido. Es una pena porque hoy ha jugado lesionado, pero él mismo quería jugar”.

Para terminar, “no quería dejar pasar el momento para acordarme de Claudio, porque él llevó al equipo al ‘play off’ y yo lo único que hice fue terminar lo que él empezó”.

Renueva automática con el ascenso, pero Cervera ni piensa en el año que viene en este momento. “Para mí queda un mundo para pensar en la próxima temporada. Si puedo ser entrenador pues muchísimo mejor, porque disfrutaré de una gran ciudad, un gran equipo y una gran afición”.

Y vuelve a confesar que “sí, esto es un espaldarazo. Estuve tres años en Tenerife, ascendí pero salí de manera traumática de la que consideraba mi casa. Estaba olvidado, alguien se acordó de mí y en un día me ha cambiado la vida”.