Antonio Calderón, junto a Chico, en un partido de la temporada en el Carranza.
Antonio Calderón, junto a Chico, en un partido de la temporada en el Carranza.

Cádiz CF

Calderón: «El Hércules no es el Oviedo, pero tampoco es el Arroyo»

El exentrenador del Cádiz CF cree que para este domingo «se necesitan gladiadores» para pasar la eliminatoria

Por  17:25 h.

Antonio Calderón, exentrenador del Cádiz CF, ha estado en las tertulias de El Faro de la cadena Ser para analizar la situación del equipo cadista en los días previos al encuentro de vuelta de la segunda eliminatoria de ‘play off’ ante el Hércules. Como no puede ser de otro modo, el técnico gaditano recordó que «me mandaron muchos mensajes de ánimo cuando me cesaron de un cargo que me hacía ilusión».

Ya metidos en harina, el ex del Cádiz CF se refirió al encuentro de ida en el Rico Pérez, donde destacó Chechu, un jugador que jugó infiltrado y con un dedo roto. «Sus médicos lo trataron bien; de todas formas, estoy seguro que Claudio les dijo a sus jugadores que no se tenían que hacer faltas en campo propio y el primer gol viene por culpa de una de ellas. Esa falta era innecesaria por completo», puntualizó.

Preguntado acerca de si al equipo le ha faltado refuerzos en defensa en el pasado mercado invernal, habló de cuando él estuvo dentro del Cádiz CF. «Hay personas que se dedican a esa labor y seguramente no se hayan encontrado. Yo lo hablaba con Cordero y luego también con Claudio lo que faltaba al equipo». De todas formas, zanjó el tema con un «ahora no viene a cuento hablar de eso porque el equipo es el que es».

Cerrando el pasado, Calderón resumió lo que él cree que le pasó factura para acabar destituido. «No fui poco duro con los futbolistas. Lo que pasa es que al principio tuve lesiones y marchas que me obligaron a jugar de otra manera. Además, el UCAM estaba intratable y la exigencia en este club es tremenda». Y sobre Vizcaíno, ninguna mala palabra, todo lo contrario. «Yo trabajé muy tranquilo del primer día al último. Es cierto que no me lo esperaba, pero esas cosas pasan en el fútbol». Y sí, piensa que con él en el banquillo, el Cádiz CF también hubiera sido campeón de grupo pese a dejarlo a ocho puntos del líder. «Yo sabía que el UCAM tenía que parar y nosotros íbamos ir a mejor. Creo que con nosotros también hubiésemos sido campeones».

Calderón procuró dar un mensaje moderado de cara al encuentro de este domingo, en el que muchos aficionados del Cádiz CF tienen claro que su equipo es superior al Hércules por lo que se vio el pasado domingo. En este punto, Calderón quiso destacar que el Hércules «no es el Oviedo, pero tampoco es el Arroyo. Hay que saber que es un partido de ‘play off’. El Cádiz CF tiene que intentar hacer el fútbol que hizo en el segundo tiempo».

Para Calderón, todo depende de los futbolistas, más allá de tácticas y entrenadores «que llevan trabajando todo el año. Quizás, Claudio dirá un par de cositas pero el trabajo ya está hecho. Es un tema único y exclusivo de jugadores. Realmente se lo tienen que creer». Y en este sentido, se mostró optimista para el domingo. «Creo y siento que pese a la derrota, gracias a la última media hora de juego, el equipo salió reforzado y saldrá convencido de que se tienen que comer al rival».

El extécnico del Cádiz CF piensa que su amigo Claudio hará pocos cambios este domingo. «Saldrá un equipo muy parecido a la semana pasada». Y entiende la postura del actual entrenador en sus sistemas cuando ha jugado como local (como el día ante el Oviedo), aunque sugiere que él no lo haría. «El Cádiz CF ha jugado muchísimo partidos con Jona y Airam arriba. Y conmigo también jugaron hasta que vi un momento que no podía seguir». Y a continuación, da un dato revelador. «En La Línea jugué con los dos por la lesión de Fran Machado». Tras esa derrota, fue destituido. Pero insiste en que «Claudio ha jugado con dos delanteros en casa. Y lo que no puede ser es que porque no se consiga un resultado sea una maldición».

Como es lógico, no valoró los cambios y las alineaciones de Claudio aunque defendió el doble pivote que sacó en Alicante con Garrido y Mantecón, dos teóricos destructores. «Hay muchos equipos que juegan así, pero no voy a debatir sobre alineaciones». Lo que sí hizo fue dar un consejo a los que fueron sus pupilos. «El equipo tiene que entrar al campo como el día ante el Almeria B, que llegaba tercero de grupo y a pocos puntos del UCAM. Ese partido el Cádiz CF no lo dejó respirar, no lo dejó prácticamente que se acercase a su área por mucho que el filial tocase el balón en su área», recordó.

Señala a Josete

No solo dijo eso Calderón, que anima a sus exjugadores a «salir a competir bien porque es un partido en el que se necesitan gladiadores. No es un día para jugar bien, sino para competir». Y en esa línea, recordó dos goles claves que ha encajado el Cádiz CF en estos ‘play off’. «En el segundo gol de Chechu, Josete tiene que ir a por todas, no dejarlo disparar. Igual que tampoco puede rematar Cervero en el gol del empate en Oviedo. Ahí es donde se ve a un central».

Al igual que ‘endiñó’ a Josete, regaló los oídos a Migue García, uno de los destacados en el Rico Pérez. «Es el partido que mejor ha hecho de la temporada. Lo que le pasa es que es muy irregular. A Rafita lo volvió loco y todo lo que hizo lo hizo bien. Quizás le faltó algo de fortuna de cara a portería». Otro de los jugadores de los que habló muy bien fue de Kike Márquez, al que él no paró de pedirle que diera más en defensa. «Es una labor díaria. Hay jugadores que llegan a una edad que mejoran más lentamente. Claudio piensa igual que yo porque nos conocemos bien y a Kike le está pidiendo lo mismo. Claudio y yo sabemos mucho de fútbol y tenemos muchas lecciones que enseñar», dijo casi sin modestia. Y remató. «Kike debe saber que para vivir del fútbol tiene que trabajar y eso es lo que está haciendo».