Carranza tendrá la última palabra sobre el futuro del Cádiz CF.
Carranza tendrá la última palabra sobre el futuro del Cádiz CF.

CÁDIZ CF

Cádiz CF-Bilbao Athletic: Con un buen par… de goles

El Cádiz solo puede arreglar el desastre de San Mamés con una remontada épica para ascender en un ambiente infernal

Por  21:40 h.

El Cádiz CF se ha metido en un laberinto. Por torpeza o por falta de concentración, quizás por ambas cosas, ha abandonado el camino marcado, la senda trazada, y se ha metido en un callejón sin salida. Cuando estaba tan cerca de la meta que casí se veía en el horizonte, diez meses después de andar en pos del ansiado ascenso a Segunda.

Por no meter la pierna como se debe los futbolistas han metido la pata hasta la cintura, embarrando no solo una temporada excelente sino también el escudo del Cádiz CF. Cuesta encontrarla, pero si existe una nota positiva después del desastre de San Mamés es que los mismos que se desorientaron en el momento inoportuno siguen teniendo en sus manos la posibilidad de acabar en el punto de destino. Difícil, complicadísimo, pero no imposible.

Cádiz CF: garra e intensidad

Y para ello hará falta que los jugadores del Cádiz CF pongan sobre el tapete un buen par… de goles. Al menos para igualar la eliminatoria, para forzar una prórroga que puede llevar al colapso a más de un cadista hastiado de tanto susto, de tanto amago mal traído. O los chicos de Claudio pueden hasta desmelenarse y aburrirse a marcar goles para neutralizar alguno de los que puedan marcar los cachorros del Athletic y valgan un poco más al ser a domicilio. Entonces ya tendrían que ser cuatro. Sí, uff.

Un buen par… A fútbol, los pupilos de Ziganda ya han demostrado en 80 minutos brutales que bailan a los amarillos como y cuando quieren. Pero en el fútbol siempre hay algo más que fútbol, ese ‘otro’ fútbol. Merced a sus carencias, el Cádiz CF ha de tirar de garra, carácter, furia, experiencia, pegada, pillería y una buena dosis de la malsonante ‘testiculina’ que traducido resulta hay que ganar porque no queda otra.

Con todo esto no solo hay que equilibrar la balanza sino voltearla de tal forma que a los rojiblancos parezca que se les olvidó de qué va esto. Una amnesia temporal de 90 minutos o incluso media hora más.

A este duelo de tono épico si se ronda la remontada se le suma como invitado de honor ese genio del que todo el mundo habla en Cádiz: el calor. Un calor inmenso. El Cádiz CF, por superstición más que otra cosa, fijaba hace dos semanas este choque para el domingo a las doce del mediodía. Y el castigo del destino ha sido brutal. El astro sol pegará con dureza y las temperaturas subirán hasta los 40 grados. El infierno de Carranza arderá con un clima infame, irrespetuoso con el aficionado que paga una entrada y excesivamente duro con unos futbolistas que ya de por sí han de realizar un esfuerzo supremo.

Tendrá un papel relevante en el choque si bien aún queda por ver a quién perjudicará. ¿A los jóvenes vizcaínos que no están acostumbrados a algo así en tierras norteñas? ¿O a un equipo con seis años más de media que multiplicará esfuerzos porque necesita dar un poco más por la remontada?

Ambos igualan en que llegan muy justos de gasolina a este tramo de la temporada. Ziganda ya tuvo que hacer los tres cambios en San Mamés condicionado por los problemas físicos y Yerai terminó con los gemelos subidos. Aún así baraja repetir alineación. Por su parte, Claudio reconoce nuevas caras en el once para recuperar la frescura, y hombres como Migue García y Hugo tienen mucho que decir. No pueden faltar a la cita tras la larga ausencia en el ‘play off’ las estrellas de este equipo, el tridente Villar-Airam-Jona.

Corazón y cabeza

Será un choque de fuerzas, pero como apunta Carlos Pouso, «hay que jugar con corazón sin perder la cabeza». Lástima que la semana haya dado demasiado de sí con la guerra por las declaraciones de Airam y Jona y los falsos permisos, los impagos denunciados en la AFE o el desacuerdo en las primas. Las críticas han espoleado a muchos jugadores que desean demostrar su compromiso con este club y piensan salir a morder.

Eso espera el cadista que prefiere ni recordar la actitud de sus ‘ídolos’ en Bilbao, desarbolados por las promesas rojiblancos y después de hacer todo lo contrario a lo que les ordenó su míster Claudio Barragán.

Al filo de las dos, quien sabe si sobre las tres. Con la frente perlada de sudor, el rostro desencajado y el corazón en un puño, el cadismo volverá a escribir una página más en su centenaria historia. Por desgracia, el guion escrito en San Mamés hace temer una nueva desgracia, con lágrimas brotando de nuevo por las gradas de Carranza conjugadas con la rabia de asistir a otra fiesta en la que no se ha sido invitado.

Pero no sería la primera vez que el Cádiz CF arranca el papel, lo estruja entre sus manos, hace una bola y lo lanza a la papelera. Reescribe su historia. Con un par. El final lo merece: el ascenso a Segunda División, el regreso al fútbol profesional. Si no es ahora…

FICHA TÉCNICA

CÁDIZ CF: Aulestia, Rubio, Servando, Josete, Tomás, Garrido, Machado, Villar, Hugo, Airam y Jona.

BILBAO ATHLETIC: Remiro, Lekue, Yerai, Unai Alba, Iriondo, Vesga, Undabarrena, Sabin, Salinas, Seguin y Santamaría.

ÁRBITRO: Miguel Ángel Ortiz Arias (madrileño)

CAMPO Y HORA: Ramón de Carranza. 12.00 (8TV)