Juan Carlos Rodríguez Belencoso, ahora en el Atlético Kolkata de la India.
Juan Carlos Rodríguez Belencoso, ahora en el Atlético Kolkata de la India.

CÁDIZ CF

Belencoso: «Fue una pena no poder disfrutar de la afición del Cádiz CF»

El exdelantero cadista, que ahora triunfa en Asia, vistió la camiseta del Lugo en la final del Anxo Carro: "Hubo cosas raras y el Cádiz fue el perjudicado, pero no todos los goles fueron ilegales"

Por  21:00 h.

El fútbol da muchas vueltas, como una noria inmensa, para unos más que para otros. Juan Carlos Rodríguez Belencoso (Albacete, 1 de septiembre de 1981) se convertía en uno de los héroes de aquella final del Anxo Carro, uno de los villanos para el Cádiz CF, al marcar uno de los goles y ser un peligro constante para la zaga amarilla. Pichichi del conjunto lucense en la inolvidable temporada del ascenso, quién diría aquella tarde que un mes después el verdugo acabaría vistiendo la camiseta de su víctima en el mismo Ramón de Carranza, donde sus sueños se hicieron realidad como apunta el eslogan.

El espigado delantero aterrizaba en la Tacita con la intención de devolver lo quitado pero vivió, sufrió, el curso más angustioso de la centenaria historia gaditana. Su nombre quedó íntimamente ligado a los de Monteagudo, Gaucci, Pablito Sánchez, Indiano, Viyuela, Agné, Domingo, Vergara o Sipo, por decir unos cuantos, y suele ocurrir que cuando la hoguera arde el fuego no conoce piedad.

Belencoso superó esa experiencia a lo bestia. Tomó las maletas y ‘se hizo las Asias’. Marchó a Hong Kong donde se convirtió en uno de los goleadores más cotizados en el Kitchee SC; quiso continuar experimentando y viajó a Indonesia (Persib Bandung) para conocer de primera mano el fútbol exótico de aquel lugar. Ahora, forma parte de esa legión de españoles que exportan el balompié a un país tan atrayente como La India (Atlético de Kolkata), esa nación inmensa que en el cine compite con Hollywood y que ahora se ha propuesto jugar al deporte de moda.

Con la excusa del Lugo-Cádiz de este domingo, Belencoso atiende a Canal Amarillo desde el lejano Oriente para recordar una etapa de la historia del club gaditano. Una de tantas.

-Abandonó el Cádiz en verano de 2013, después de aquella fatídica campaña, y emprendió una aventura por Hong Kong, Indonesia y ahora la India, donde ha sido uno de los más destacados en los diferentes campeonatos. ¿Cómo está siendo la experiencia?

-Desde que marché de Cádiz tuve la suerte de poder viajar por muchos países, viendo mucho mundo. Estuve en Hong Kong, casi tres años, luego cinco meses en Indonesia, y ahora me encuentro en la Súper Liga India. Estoy muy contento. Es una experiencia maravillosa porque puedes vivir muchas culturas, vivencias impresionantes, y así valoras mucho más tu vida. Además, en el aspecto deportivo me ha ido francamente bien porque he conseguido muchos premios tanto a nivel colectivo como individual.

-¿Qué le empujó a tomar esa decisión? Es una aventura arriesgada y todavía no se encontraba al final de su carrera.

-Tenía aún año más de contrato en Cádiz pero me salió la opción de jugar en el extranjero. Tenía posibilidades de seguir en España, pero estaba esa ilusión de vivir otra experiencia. El entrenador en Hong Kong era español y había otros paisanos y eso me influyó para tomar la decisión. No fui a un retiro dorado, sino para seguir disfrutando del fútbol, que es lo que me gusta, y ojalá pueda seguir varias temporadas más porque me encuentro en perfectas condiciones.

-¿Cómo es el fútbol en aquellos países?

-Hay diferencias, como en todos los países, cada uno tiene un estilo de fútbol diferente, sobre todo fuera de Europa. En Hong Kong es un fútbol más pausado, con menos ritmo y de mayor fuerza física. En Indonesia el juego era más veloz, de más calidad técnica y jugadores explosivos, y los partidos se rompían muchísimo, con encuentros muy locos. Aquí en La India el juego es más pausado y vistoso, porque hay jugadores extranjeros que dan la pausa y la calidad. Esta liga me sorprende gratamente.

-Imagino que, a los emigrantes, económicamente compensa esta salida.

-Ahora mismo, incluso la Segunda en España no están bien económicamente y aquí tenemos buenos salarios, pagan al día, no como en España, y eso es una alegría. Aquí si te echan te pagan todo tu contrato. Te respetan más tu trabajo y eso es lo que buscamos. Que te paguen por trabajar.

-No le veo con muchas ganas de volver, al menos a corto plazo, para terminar su carrera en casa.

-Pues nunca se sabe. Sinceramente, la Súper Liga India se sigue mucho en España porque hay muchos jugadores de esa tierra y a veces vuelven en la segunda vuelta de los campeonatos. Son muchos años fuera y no tengo nada decidido. Sí que incluso me gustaría ir a otros países y seguir continuando esta aventura maravillosa a todos los niveles.

-¿Se ha sacado en cierto modo esa espina de la mala temporada en el Cádiz CF?

-Fue una pena. Cádiz es una ciudad, un club y una afición maravillosa y no tuve la suerte de poder disfrutarla porque se nos dio todo fatal todo desde el principio. El señor Gaucci no hizo las cosas en condiciones, todo fue malo. No tuve la suerte de hacer una buena temporada, pero todo va unido. Cuando algo empieza mal, acaba mal. Por suerte nos salvamos en Sanlúcar, pero si llegamos a descender no podemos volver a Cádiz. No es que me haya quitado la espina. Es que es triste que no te salgan bien las cosas en Cádiz porque si allí van bien se disfruta mucho. Gracias a Dios el Cádiz ya está en Segunda y ojalá tenga la suerte de seguir haciendo las cosas bien.

-Este domingo se enfrentan Lugo y Cádiz CF en el Anxo Carro. En esa última visita, Belencoso vestía la camiseta del cuadro lucense y marcaba uno de los goles que servían para el ascenso gallego. ¿Qué recuerdos tiene de esa fatídica tarde para los cadistas, pero tan alegre para los rojiblancos?

-En ese sentido para mí me dejó buenas imágenes. El partido fue muy raro, con jugadas muy polémicas, incluso expulsiones del entrenador, y fue extraño. Conseguimos un resultado importante sabiendo que no iba a ser fácil en la vuelta en Carranza. Es cierto que los goles quizás algunos no fueron legales, pero el fútbol a veces te da y otras te quita y esa vez le quitaron al Cádiz. En su estadio, con toda la afición apoyado, voltearon el resultado hasta los penaltis. Y la mala suerte de que no lanzaron bien y nosotros teníamos buenos lanzadores. Es un recuerdo muy bonito, y nunca imaginé que un mes después de aquella final en Cádiz yo estaría vistiendo esa camiseta, para que vean las vueltas que da el fútbol.

Ahora el equipo amarillo tiene una muy buena oportunidad de ir a Lugo a disfrutar de ese estadio y esa gente, y que gane el mejor, porque le tengo cariño a los dos clubes aunque no me fuera muy bien en Cádiz. Que se vea un buen partido de fútbol y que no haya errores arbitrales, que siempre perjudican mucho.

-Aquí en Cádiz se sigue hablando de robo, de atraco. ¿También lo ve así o sólo como errores puntuales?

-No sé si decir robo o atraco, pero hubo cosas raras y el perjudicado totalmente fue el Cádiz CF, porque algún gol sí que fue ilegal, aunque los tres no. Habrá habido otros momentos después que el Cádiz CF haya ganado un partido por errores arbitrales. Esto es fútbol. Ahora tienen que aprovechar y disfrutar su momento, y que intenten mantener la categoría para en un futuro llegar a Priemra División.

-¿No es un poco más del Lugo? Por aquello de que disfrutó mucho más en ese equipo.

-Lógicamente me tira más el Lugo porque hice 15 goles, ascendimos a Segunda División A y al final se disfruta mucho. Fue una gran temporada. Es así. Pero fui con muchísima ilusión a Cádiz para volver a ascender y no se pudo dar. En Lugo tengo un mejor recuerdo en la memoria.

-¿Qué espera del partido de esta jornada y del papel de los dos conjuntos en esta temporada?

-Son dos equipos que están haciendo un tipo de juego totalmente diferente. El Lugo juega más a fútbol y el Cádiz practica un fútbol más directo con Alfredo Ortuño, que lo hace muy bien, con otros jugadores de calidad. La tabla apunta que el Lugo lo está haciendo mejor, de ahí que esté tercero, y al Cádiz CF le está costando adaptarse a la categoría. El Lugo tiene todas las posibilidades de quedar entre los seis primeros y el Cádiz CF se va a mantener porque tiene una plantilla magnífica, con jugadores de nivel y experiencia, y no tendrá problemas. Ojalá le vaya todo muy bien y estén lo más alto posible. Le deseo lo mejor.