Instante en el que el UCAM marca el gol del empate.
Instante en el que el UCAM marca el gol del empate.

Cádiz CF

Apelación ratifica la multa al Cádiz CF por el lanzamiento de una botella en Carranza

La entidad gaditana deberá pagar 150 euros como sanción

Por  16:07 h.

El Comité de Apelación de la Federación Española de Fútbol (RFEF) ha desestimado el recurso del Cádiz CF contra la multa de 150 euros que le impuso el Comité de Competición por el lanzamiento de una botella vacía en el partido ante el UCAM Murcia, el pasado día 23, que impactó en la cabeza de un jugador de éste.

El incidente se produjo en el minuto 89 cuando el equipo murciano anotó su segundo gol y varios de sus futbolistas se dirigieron hacia una de las bandas para celebrar el tanto. La botella de plástico vacía y sin tapón impactó en la cabeza del jugador Sergio Mora, por lo que el juego estuvo detenido un minuto aunque no le causó lesión, ni precisó asistencia médica.

Apelación ha considerado adecuada la decisión de Competición y ha rechazado los argumentos aportados por el Cádiz CF, que en su defensa aseguró haber cumplido con sus obligaciones y haber puesto todos sus esfuerzos para que el incidente no se produjera.

El Cádiz CF sostuvo que la sanción se le impuso por el mero hecho del lanzamiento de la botella, sin tenerse en cuenta “el cumplimiento diligente de las obligaciones reglamentarias” por su parte y argumentó también que por haber ascendido este año no dispone de una unidad central operativa (UCO) y no tiene cámaras en el estadio para identificar al culpable.

Apelación ha considerado que el lanzamiento fue un hecho aislado, pero “demuestra que las medidas de seguridad fueron deficientes” y que, aunque no es competencia suya determinar “cuáles debían ser las mismas, “la mera presencia de agentes de seguridad privada hubiera bastado para reprimir el acto violento y facilitado la identificación del culpable”.

También ha insistido Apelación en que “se perturbó el normal desarrollo del encuentro, pues el mismo estuvo detenido durante un minuto” y en que “podría haberse originado un riesgo evidente para los participantes si la botella hubiese estado llena”.