Salvo novedad, Cani, en el centro de la imagen, no estará ante el Cádiz CF.
Salvo novedad, Cani, en el centro de la imagen, no estará ante el Cádiz CF.

Cádiz CF

Análisis del Real Zaragoza: Un gigante en letargo

El once maño llega a Carranza con los mismos puntos que el Cádiz CF y con bajas sensibles

Por  19:55 h.

El Zaragoza vive su quinto año consecutivo en Segunda A. Todo un infierno para un equipo que según un estudio realizado en 2014 era el octavo club español con más aficionados. Esta temporada tampoco es que las cosas le vayan a pedir de boca.A los problemas financieros que arrastra desde la etapa de Agapito Iglesias, se le unen los deportivos. Una prueba de ello es la llegada de Raúl Agné, que sustituyó en el banquillo a Luis Milla, destituido por los resultados en el campo.

El equipo que se ha encontrado Agné está azotado por las bajas y por la irregularidad. A pesar de ello, el exentrenador del Cádiz CF ha enderazado un poco la nave, aunque lleva dos jornadas sin ganar y llega a Carranza con los mismo puntos que el cuadro de Cervera, 21. Un mundo para un equipo que sale desde la parrilla con el objetivo de ascender.

Agné está jugando con un 4-2-3-1 y, como hacía también en el Cádiz CF, con los extremos a pierna cambiada. Desde que ha llegado está intentando dar con un once sólido, algo que aún está en el camino de conseguir.

La portería

Raúl Agné dejó la portería como estaba cuando llegó. Y eso que una semana antes, Luis Milla había sentado en el banquillo a Xabi Irureta, que había llegado en verano del Eibar para ser el portero titular. Los 18 goles encajados, unidos a los malos resultados, motivaron el relevo en el arco, donde ahora se encuentra el canterano de 23 años Álvaro Ratón, que hasta el año pasado jugaba en Tercera División.

La defensa

El lateral derecho consolidado es Fran, que ha llegado este año del Real Madrid Castilla y posee una vertiente más ofensiva que Isaac, que estaba siendo el titular desde que comenzó en la Liga hasta que se lesionó. En la banda contraria está el ex del Liverpool José Enrique, que a veces –como la semana pasada ante las bajas en la zaga– puede actuar como central zurdo. Llegó con la Liga empezada cuando estaba sin equipo y el primer mes de competición se lo pasó cogiendo la forma. Una vez que la ha agarrado, no ha soltado su puesto en el once. Su reserva es Casado, pero apenas le esta haciendo competencia ya que ha estado muy desafortunado cada vez que le ha tocado jugar, como la semana pasada, por ejemplo.

Más problemas está teniendo Agné en el centro de la defensa. Defenestrado el rumano Popa, que tampoco jugaba con Milla, solo le quedan Marcelo Silva, lesionado, el uruguayo Cabrera y el camerunés Bagnack, que a sus 21 años no ha tenido mucha suerte hasta el momento. Para empezar, el africano debutó en La Romareda marcándose un gol en propia meta y en Getafe fue el autor del penalti que le costó la primerra derrota al Zaragoza de Agné. El técnico de Mequinenza, en un intento por protegerlo, no lo alineó la semana pasada en casa aunque para hoy en Carranza se le espera de nuevo. Compartirá el eje de la zaga con el sudamericano Cabrera, que está apercibido.

El centro del campo

Zapater es el capitán y el estandarte del proyecto. Lo juega todo y es la extensión del entrenador, cualquiera que esté. Su misión no es otra que mantener al Zaragoza en todo momento enchufado al partido. Suele compartir el doble pivote con Javi Ros, pero es baja por sanción hoy. Seguramente, lo hará con Álex Barrera, que procede del Sporting. El mediocentro ovetense de 25 años será el encargado de organizar el descontrolado ataque maño. Debido a las bajas, Agné no ha tenido otra que tirar del filial, que liderá con mano de hierro su grupo de Tercera División. Por eso los mediocentros Guti y Pombo  han viajado con el equipo. El primero tiene más corte ofensivo y se encarga de construir el juego aunque tiene tendencia a echarse a la banda izquierda. El segundo juega más retrasado. Otra alternativa es Erik Morán, un medio vasco que ha contado con minutos con los dos entrenadores partiendo desde el banquillo.

Las bandas

Es, sin duda, lo más potente de este Zaragoza. Lanzarote y Cani, ambos a pierna cambiada, llevan el peso del ataque aragonés. El mayor enemigo de Lanza es su propio carácter, ya que suele entrar al trapo cuando los rivales le buscan y se pierde en protestas con el árbitro de turno. Eso sí, su zurda no entiende de todo ello en cada balón parado. Comenzó lanzado en su faceta goleadora pero se ha detenido en cinco goles. Cani se encuentra en un gran momento de forma tras un inicio gris. Es el mejor jugado del equipo con diferencia.
Serán bajas hasta enero Xumetrá, fisura en el peroné, y Edu García, operado recientemente de un testículo.

El ataque

La mediapunta es para el ex del Sevilla Atlético, Juan Muñoz, enemigo íntimo del Cádiz CF durante sus travesías por el desolador grupo IV de la Segunda División B. Es una apuesta de Narcis Juliá, el mítico defensa zaragocista que derribó a Kiko para que Dertycia marcase desde los once metros antes de que el jerezano terminase de rematar su obra maestra para poner al Cádiz CF en la promoción ante el Málaga hace 25 años. El joven mediapunta sevillano lleva tres goles. El doble lleva su acompañante Ángel, que el año pasado era titular para Lluis Carrera por delante de Alfredo Ortuño, que pidió salir del club al verse relegado al banquillo pese a ser hasta el máximo realizador. Ángel, a diferencia del hoy ariete cadista, tiene mayor movilidad y no es el típico ‘9’ de referencia. El suplente, de momento, es el camerunés Dongou, que la semana pasada marcó entrando desde el banquillo aunque aún no está en forma. Para completar las convocatorias, tanto Milla como Agné están tirando del canterano Xiscu.