En el centro de la imagen, el yerno de Carlos Slim, Arturo Elías Ayub, directivo del Oviedo.
En el centro de la imagen, el yerno de Carlos Slim, Arturo Elías Ayub, directivo del Oviedo.

Cádiz CF

Al Cádiz CF le recibe una ciudad tomada por el optimismo

La parroquia carbayona, convencida de una victoria mañana ante el cuadro gaditano

Por  19:38 h.

Banderas de Asturias y del Oviedo en balcones y ventanas, calles y plazas engalanadas con los colores del equipo e incluso al agua que mana de las principales fuentes del centro de la ciudad tintadas de azul. Oviedo se ha unido en torno a su equipo y respira optimismo por los cuatro costados. Más aún desde que el viernes aterrizase en la ciudad el máximo accionista de la entidad, Carlos Slim, que como se sabe es el segundo hombre más rico del planeta según la revista Forbes. Y no, el primero no es Manuel Vizcaíno. Una lástima para los cadistas, que poco a poco se han ido viniendo abajo en sus sensaciones a medida que han ido tomando conciencia del gigante dormido que está a punto de despertarse, el Real Oviedo.

Pero ya era hora. Todo ese pequeño brote de pesimismo se ha ido convirtiendo en humildad y prudencia en el entorno del Cádiz CF. Toda la que no se tuvo ante Lugo, Castilla,Mirandés u L’Hospitalet. Por fin, el Cádiz, mejor dicho el cadismo, acude a una cita con el rabo entre las piernas pero el cuchillo en la espalda.

La ciudad de Oviedo respira fútbol y es un lujo para el aficionado pasearse por sus calles. Huele a fútbol, sabe a fútbol. Del grande. Y hasta allí que se han ido muchísimos gaditanos para apoyar desde un voladizo de la grada del Nuevo Carlos Tartiere a un Cádiz CF que está a un pasito de darle una alegría mayúscula a una legión de seguidores que desde su casa y por la tele se conforman con que vuelva vivo su equipo a Carranza. Ni que decir tiene que como a los de Claudio les dé por obrar un ‘Tartierazo’ a más de uno de la grada amarilla le da un infarto.

Pero lo cierto es que más allá de las palabras políticamente correctas de jugadores y entrenadores que se han escuchado esta semana, el Oviedo, en su casa y ante una ciudad volcada, es el claro favorito. Y no lo tiene que decir las casas de apuestas, lo dicen sus propios aficionados que incluso ayer, por las calles del centro de la ciudad que enamoró al cineasta Woody Allen, le preguntaban a cadistas, que iban haciendo acto de presencia por las terrazas de los bares, que si tenían miedo a recibir una goleada. «¿Miedo, miedo a qué?», le respondía Luis Rodríguez Rioja, uno de los primeros cadistas en dejarse ver por tierras asturianas de la masa amarilla desplazada a Oviedo. Porque Luis, junto a sus amigos Antonio Téllez, Álvaro Almagro, Juan Manuel Pino, Víctor Vilchez y José Miguel Aragón, aterrizó en Oviedo a las 9.05 de la mañana del vuelo que salió de Sevilla a las 7.55.

Y mientras paseaban por las calles de Oviedo en un ambiente festivo no fueron pocas las veces que tuvieron que escuchar a oviedistas decirles que el Cádiz CF iba a perder o peor, caer goleado. Y es que las sensaciones de la afición carbayona parecen claras: su equipo se impondrá mañana al Cádiz CF y ascenderá el 31 de mayo. Habrá que verlo.

Alfonso Carbonell Celdrán

Alfonso Carbonell Celdrán

Alfonso Carbonell Celdrán

Últimas noticias deAlfonso Carbonell Celdrán (Ver todo)