Roca Rey y Manzanares salen a hombros del coso de Acho, lleno a reventar
Roca Rey y Manzanares salen a hombros del coso de Acho, lleno a reventar - Efe

Roca Rey, Manzanares y «Veraneante» hacen historia en Lima

El peruano gana el Escapulario de Oro y el alicantino cuaja una soberbia faena a un toro de Matilla premiado con la vuelta al ruedo y el Escapulario de Plata

ABC.ES
LIMAActualizado:

Tarde para historia en la Feria de Lima con un gran broche de toros y toreros, con lleno en los tendidos de Acho. El peruano Andrés Roca Rey arrasó con cuatro orejas y se hizo acreedor del Escapulario de Oro al triunfador del ciclo. José María Manzanares desorejó al quinto toro de García Jiménez, premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre. De nombre «Veraneante» y herrado con el número 46, fue elegido mejor toro y la ganadería de Matilla se llevó el Escapulario de Plata.

Morante de la Puebla cortó una oreja al noble primero tras una preciosa faena, templada y torera. No pudo redondear con el más deslucido cuarto, informa «Aplausos».

Manzanares perdió con el acero un posible trofeo en el segundo y se ganó dos orejas del bravo quinto, «Veraneante», al que entendió de principio a fin en una obra cumbre. Embestía por abajo este toro salmantino -voló junto a sus hermanos hasta tierras limeñas-, con ritmo y entrega, y el alicantino lo toreó con despaciosidad de manera soberbia.

Roca Rey, con pleno de cuatro galardones, armó un auténtico alboroto frente al tercero, al que recibió con una larga cambiada en el tercio. Inteligencia, entrega, capacidad y una facilidad abrumadora con un animal poco franco de primeras. Salió a por todas en el sexto: verónicas de rodillas, gaoneras, arrucina en los medios y máxima firmeza con otro toro noble y con calidad. Tanto se entregó que sufrió dos volteretas.

Con lleno, se lidiaron toros de Hermanos García Jiménez y Olga Jiménez, correctos de presentación y de buen juego en conjunto. El quinto, «Veraneante» de nombre, de 476 kilos, negro, número 46, premiado con la vuelta al ruedo. Y bueno el sexto, con calidad y humillación en su embestida. Morante de la Puebla, oreja y silencio. José MaríaManzanares, silencio y dos orejas. Roca Rey, cuatro orejas.