La ROSS durante un concierto en el Teatro de la Maestranza
La ROSS durante un concierto en el Teatro de la Maestranza - Millán Herce
ROSS

La Real Orquesta Sinfónica de Sevilla declara desierto el concurso para designar gerente

La orquesta lleva sin responsable económico desde el pasado julio, cuando John Axelrod dimitió como consejero delegado

SevillaActualizado:

Se retrasa elección de un nuevo gerente para la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS), sin responsable de estos asuntos desde que el pasado julio de 2018 dimitiera como consejero delegado el director artístico, John Axelrod.

Esta es la principal conclusión de la decisión de dejar desierto el concurso público para designar al responsable económico de la orquesta que tomaron el pasado jueves las administraciones -Junta y Ayuntamiento de Sevilla- y grupos políticos de la oposición municipal que forman parte del consejo de administración de la sociedad Orquesta de Sevilla S. A..

De la decisión informa la web de la ROSS en un escueto comunicado en el que puede leerse: «Concluido el proceso de selección de Director/a Gerente de Orquesta de Sevilla, S.A. (Real Orquesta Sinfónica de Sevilla) iniciado el pasado 24 de noviembre de 2018, el Consejo de Administración de Orquesta de Sevilla, S.A., en sesión de 17 de enero de 2019 decidió declararlo desierto».

A la reunión del jueves, retrasada unos días por petición del grupo popular en el Ayuntamiento de Sevilla, se llegó con una única candidatura sobre la mesa con un marcado carácter técnico, según pudo saber ABC. Sin embargo, los representantes de las administraciones y los grupos políticos decidieron declarar desierto el concurso.

De esta forma, la ROSS seguirá, previsiblemente, en los próximos meses sin gerente, una situación que arrastra desde que John Axelrod decidiera en julio de 2017 dejar el cargo de consejero delegado, al que había llegado tan solo un año antes, para centrarse en tareas de dirección artística.

Además, hay que recordar que el director estadounidense llegó al cargo tras un año en el que la orquesta estuvo sin responsable económico, tras la decisión que tomaron en julio de 2016 las administraciones presentes en el consorcio del Maestranza -Ministerio, Junta, Ayuntamiento y Diputación de Sevilla- de separar en dos sociedades la gestión del teatro y de la ROSS, y cesar a la entonces gerente, Remedios Navarro.

En esta situación de interinidad, hasta que se designe nuevo gerente, seguirá llevando la gestión de la orquesta el responsable del área jurídica y de personal, Rafael Soto. Este, sin embargo, solo tiene atribuciones para resolver cuestiones del día a día, por lo que otros temas importantes, como, por ejemplo, la necesidad de encontrar nuevos patrocinios, seguirán pendientes hasta que llegue un nuevo gerente.

La elección de un nuevo responsable económico, sin embargo, no se prevé inmediata por varios motivos. Para empezar, porque al haber quedado desierto el concurso lo lógico será que las administraciones que gestionan la orquesta, Junta y Ayuntamiento, no convoquen otro y tratan de pactar un nombre.

Negociaciones, desde cero

Las negociaciones comenzarán desde cero, porque la Consejería de Cultura ha cambiado de titular y, lo que es aún más determinante, de partido, con la popular Patricia del Pozo al frente.

La nueva consejera deberá sentarse con el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, el socialista Antonio Muñoz, para pactar un nombre, algo que siempre es complejo cuando las dos instituciones son del mismo partido y que se suele complicar más cuando son de distinto color político.

Una buena muestra de ello es que el proceso de elección del nuevo director general del Teatro de la Maestranza, puesto para el que fue designado la semana pasada el actual director de Ópera de Oviedo, Javier Menéndez, se aceleró y se dejó resuelto antes de que se concretara el cambio político en la Junta con la investidura de Juanma Moreno como presidente de la Junta.

A ello se suma, que Del Pozo acaba de aterrizar en la consejería y debe designar los cargos de segundo nivel, que llevarán la gestión ordinaria de la consejería, lo que llevará un tiempo, además, para ponerse al día a todos estos nuevos responsables políticos.

Sin olvidar que los responsables municipales entrarán en los próximos meses en fase campaña electoral, por lo que sus prioridades posiblemente no pasen por elegir nuevo gerente de forma inmediata ni abrir ningún conflicto con los músicos de la orquesta.

De esta forma, las cosas solo comenzarán a moverse en la Sinfónica hasta que se convoque un nuevo consejo de administración, necesario para que cesen los actuales miembros en representación de la Consejería de Cultura y Patrimonio, elegidos por el equipo socialista saliente, y se nombres los a propuesta de los nuevos gestores populares.

Hasta entonces, no comenzará a rodar el balón para elegir un nuevo gerente de la ROSS, pero la próxima reunión del consejo de administración no tiene ni fecha. La Sinfónica tendrá que seguir esperando.