Las chicas de Sweet California
Las chicas de Sweet California

Sweet California se pasa al español, el nuevo idioma del pop global

La «girl-band» está de gira con su nuevo disco «Origen»

Actualizado:

Las chicas de Sweet California han elegido el mejor momento para dar uno de los pasos más importantes de su carrera. Después de publicar tres discos con letras en inglés, el trío ha decidido cambiar y empezar a cantar en español en «Origen», un nuevo trabajo que llega precisamente cuando nuestra lengua está en plena fase de consolidación como nuevo idioma del pop global. «A nosotras nos pone muy contentas, ya era hora de que nos tocara, ¿no?», dice Sonia, una de las tres cantantes del grupo, que asegura que «nosotras no lo hemos hecho por adaptarnos a la moda, es que ya nos lo pedía el cuerpo».

El cambio que ha traído «Origen» a la carrera de la girl-band es doble, porque, además de estar cantado en castellano, es el primer álbum en el que las tres participan en la composición de los temas. «Ya habíamos escrito algo en otros discos, pero solo unos pocos temas. En “Origen”, el noventa y cinco por ciento de la composición es nuestro», asegura Sonia, reconociendo que «escribir en castellano es mucho más difícil, porque sabes que todo se va a entender a la primera y notas mucho más la responsabilidad».

Latino, sí; reguetón, no

La transformación del trío también ha llegado al sonido, «que ahora es más latino, pero sin llegar a ser reguetón. Las tres estamos de acuerdo en que no nos identificamos mucho con él», asevera Sonia. Y es que si algo caracteriza a la actual formación de Sweet California (en 2016 se marchó una de las fundadoras, Rocío, y entró Tamy) es que sus componentes están muy compenetradas y se complementan muy bien. Sonia suele hacer de «relaciones públicas», mientras que Alba «es la creativa, siempre está componiendo y haciendo planes», y Tamy es «imaginativa y sobre todo muy cariñosa, puro amor». Sin ellas, dice Sonia, «me vendría abajo porque, cuando una está más de bajón, las otras dos la levantan». Por eso ni siquiera se han planteado la posibilidad de emprender carreras en solitario. «Las tres pensamos en el presente, vivimos siempre con los pies en la tierra. Preferimos disfrutar el momento sin pensar más allá».