Algunas piezas de la exposición «Symballein»
Algunas piezas de la exposición «Symballein» - ABC

SevillaLa espiritualidad y lo intangible expresado a través de la cerámica

Virginia Herrera y Jorge Thuiller presentan la muestra, «Symballein» en el Centro Cerámico de Triana hasta final de agosto

SevillaActualizado:

El Centro Cerámica Triana acoge la exposición de piezas cerámica titulada «Symballein», con obras de Virginia Herrera y Jorge Thuillier. Está muestra está enmarcada dentro del programa de exposiciones, «Contemporánica» que desarrolla el centro para dar lugar a conocer la cerámica artística contemporánea.

En la presente edición ha pasado por este programa la artista sevillana Concha Ybarra con una primera muestra individual con sus cerámicas. Una vez que concluya la exposición de Virginia Herrera y Jorge Thuiller, se presentarán las creaciones de Miki Leal y Fer Clemente, y a final de año habrá una exposición de Curro González. «Contemporánica» es un programa comisariado por Iván de la Torre y Juan Ramón Rodríguez Mateo.

El trabajo de Virginia Herrera (Sevilla, 1984) y Jorge Thuillier (Cádiz, 1989) trata de abordar desde la cerámica artística conceptos que están delimitados entre lo abstracto y lo intangible, como pueden ser la espiritualidad, los recuerdos o el misterio.

Ambos artistas muestran interés por cierta información ancestral que permanece en el subconsciente e intentan hacer hincapié en cuestiones que tienen que ver con la naturaleza y los enigmas antropológicos, pero sin tener carácter científico.

«Symballein» es un término griego que significa reunir, «y es el origen curiosamente del término «símbolo», es decir la imagen de algo que por una serie de factores, significa algo pero no es real. Ellos querían hablar del trabajo en común de cuando estuvieron viviendo en Bruselas, hasta que posteriormente se asentaron en Madrid, que es donde trabajan actualmente», afirma Iván de la Torre, uno de los comisarios de la muestra.

La primera parte de la exposición recoge obras de ambos creadores cuando formaron un tándem artístico, y el resto de las piezas, desprovistas de color y mucho más espirituales corresponden a una segunda época en solitario de Virginia Herrera. «Las piezas que yo he hecho son de 2018, sin esmaltar y en crudo. En cuanto a los relieves, que se titula «Paraíso», está igualmente dentro del hilo conductor de la espiritualidad. En este trabajo con el tiempo me he dado cuenta que me gusta dejar abierto el enigma, sin responder y que se responde, bien por sí solo, o a través del espectador».

Virginia Herrera se especializó en cerámica en el año 2013 en Lisboa labor que compagina con el dibujo. «La verdad es que me interesa mucho la conexión que tiene el ser humano con los oficios, con los textiles, la joyería, me gustan los oficios», afirma. Mientras su compañero de exposición, Jorge Thuillier se ha decantado por la pintura. «Estoy contenta porque es mi primera exposición individual en Sevilla», comenta Virginia Herrera.

Entre las piezas, una gran instalación de suelo, titulada «Eureka», y el resto son unas cuarenta de diversos formatos. La mayor parte de ellas están realizadas en barro cocido, unas esmaltadas en color y otras con engove. «Ambos trabajan con elementos muy lúdicos y también algunas obras me recuerdan a aquellas decoraciones florales que antiguamente se hacían por las calles, pero claro usando piezas de cerámica», afirma de la Torre. Ambos artistas dicen que, «casi toda nuestra obra está divida en piezas que componen un todo. Un reflejo de la vida misma que se constituye a base de experiencias, etapas y momentos».

La exposición estará abierta al público hasta el 30 de agosto.