RELIGIÓN

Acusan de cristianofobia al Ayuntamiento de San Fernando

La Asociación Española de Abogados Cristianos pide en los juzgados la restitución del mosaico del Sagrado Corazón de Jesús

SAN FERNANDOActualizado:

Aunque estaba previsto desde que se presentó el proyecto de restauración del Ayuntamiento, aunque fue aprobado por diferentes gobiernos que mantuvieron una fachada diáfana, la retirada del mosaico del Sagrado Corazón de Jesús, sigue creando debate y el tema ha llegado ya a los juzgados. En el último pleno municipal el Partido Popular presentó una moción para que se volviera a colocar en la fachada del Consistorio, puesto que ya ha sido retirado, encontrándose con la negativa del resto de grupos de la Corporación. PSOE, Ciduadanos, Andalucistas y Podemos señalaron que el mosaico, aunque llevaba más de 80 años formando parte de la fachada, se trataba de un añadido que no se encontraba en el proyecto original, que es lo que se trata de recuperar.

Una votación que ha causado la reacción de aquellas personas que consideran que se trata de un ataque la cristianismo, haciéndose viral por redes sociales y provocando que la Asociación Española de Abogados Cristianos (AEAC) solicite al Juzgado de lo Contencioso número 2 de Cádiz, la restitución del mosaico del Sagrado Corazón de Jesús. Así se recoge en Aciprensa (la Agencia Católica de Informaciones).

Hay que destacar que el colectivo ya presentó una petición en los juzgados para que se tomaran medidas cautelares para evitar su retirada, pero aún no ha sido resuelta y hace semanas que el mosaico ya fue retirado e incluso se ha anunciado la intención de ceder al Arciprestazgo de San Fernando esta obra.

Sin embargo, se siguen promoviendo iniciativas para intentar que regrese a la fachada del Ayuntamiento, que ya presenta grandes avances con el color rojizo que la va a caracterizar. De esta manera existe una recogida de firmas digital que alcanza ya más de 11.000 rúbircas de apoyo.

La presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, recordó que desde el colectivo ya se mandó un escrito al Consistorio en octubre pidiendo que se mantuviera el mosaico sin que se haya recibido respuesta alguna. De esta manera habla de un nuevo acto «cristianofobia» y acusa a los políticos de crear un problema que no existía en San Fernando.