La delegada territorial de Salud y Familias, Isabel Paredes
La delegada territorial de Salud y Familias, Isabel Paredes
SANIDAD | REACCIONES

Salud asegura que el niño algecireno derivado a Barcelona por una enfermedad rara «ha sido perfectamente tratado»

La familia achacaba una «falta de recursos» y la falta de ayudas o dietas

CádizActualizado:

La Delegación Territorial de Salud y Familias de la Junta en Cádiz quiere aclarar una serie de cuestiones con respecto al caso de un pequeño algecireño que sufre una enfermedad rara y que Adelante Andalucía llevará al Parlamento y ha difundido en los medios de comunicación.

La Administración sanitaria asegura que este menor ha sido perfectamente tratado, atendido y es objeto de un seguimiento por parte del Servicio Andaluz de Salud (SAS). De hecho, desde el Punta Europa de Algeciras, detectado su cuadro, fue derivado al hospital de referencia en la provincia, el Puerta del Mar.

La Delegación considera injusto que se politice y se achaque una «falta de recursos»

En el hospital gaditano no sólo fue asistido, sino que se encargó de que el paciente tuviera estudios complementarios en centros especializados, concretamente el Hospital Virgen de las Nieves de Granada como en Elche hasta que finalmente fue derivado a Barcelona. No obstante, el Puerta del Mar sigue monitorizando el caso para cualquier incidencia que pudiera surgir.

En este punto, la delegada territorial de Salud y Familias, Isabel Paredes, ha explicado que «existe un protocolo que marca cuándo el SAS es referente en determinadas enfermedades y cuándo se deriva a otro hospital de referencia fuera de Andalucía con el objetivo de dar una respuesta lo más ágil y eficaz, siempre que sea posible y según la enfermedad, y, por tanto, con las mayores garantías de éxito».

En estas derivaciones no está previsto el abono de dietas por gastos de alojamiento o manutención, pero sí ayudas en desplazamientos para recibir asistencia en otra comunidad autónoma o en otra provincia de Andalucía cuando no es necesario el uso de transporte sanitario (ambulancia). Estas ayudas consisten en el abono de los gastos de desplazamiento en transporte público (avión, tren, autobús) al paciente y, habitualmente, a un acompañante; además, se dan casos en que el SAS también se hace cargo de los gastos no sólo de transporte público, también de taxis o coches de alquiler.

Por todo ello, la Delegación considera injusto que se politice y se achaque una «falta de recursos» en el tratamiento de un menor que, como no puede ser de otra manera, ha sido atendido desde su nacimiento, ha sido derivado a centros especializados y cuenta con las ayudas estipuladas, al margen de aquellas de carácter subjetivo y cuestionables.