El vicepresidente y cabeza de lista por Cádiz del PSOE, Jiménez Barrios, consuela a Susana Díaz
El vicepresidente y cabeza de lista por Cádiz del PSOE, Jiménez Barrios, consuela a Susana Díaz - EFE
ELECCIONES ANDALUZAS

PSOE y PP se despeñan en Cádiz frente al ascenso de Ciudadanos y VOX

La unión de Podemos y IU, denominada Adelante Andalucía, se resiente también en Cádiz, que pasa de cuatro a tres parlamentarios

CÁDIZActualizado:

La abstención y la fragmentación del voto, además del desgaste, han sido letales para los socialistas gaditanos, que siguen con una incontenible hemorragia de votos en la provincia, iniciada en las aútonómicas de marzo de 2008. El PSOE se descalabra en estas elecciones. No es la única formación política que sufre un duro revés en Cádiz.e El PP cae n picado hasta colocarse en la cuarta fuerza más votada. La coalición de izquierdas de Podemos y IU, denominada Adelante Andalucía, es la tercera fuerza, pero pasa de cuatro a tres representantes. Solo sube Ciudadanos, que se coloca como la segunda fuerza más votada en la provincia y VOX, que logra dos escaños por Cádiz.

El resultado que ha obtenido en la provincia el PSOE es el más bajo de su historia, pasando de seis representantes en el Parlamento Andaluz a 4. Manuel Jiménez Barrios, Araceli Maese, Juan Cornejo y Noelia Ruiz son los socialistas por Cádiz que estarán en la bancada socialista. No logra escaño el que ha sido hasta ahora consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, que ocupaba el quinto puesto de la lista.

El peor registro de los últimos 36 años que obtuvo el PSOE en unas autonómicas andaluzas tuvo lugar en 1994, cuando el entonces presidente Manuel Chaves no logró la mayoría absoluta y gobernó en minoría hasta que se lo permitieron sus fuerzas. Ese año, los socialistas lograron en Cádiz cinco parlamentarios. La pinza de IU y del PP impidieron a Chaves mantener la estabilidad y convocó nuevas elecciones en marzo de 1996, que tampoco logró la mayoría absoluta, pero recibió el apoyo en esta ocasión de los andalucistas.

La abstención en la provincia fue del 47%, una de las más altas de las últimas autonómicas

La abstención, un 47% en Cádiz, ha trastocado en cierto modo los planes socialistas, que esperaban seguir flotando en la provincia como ya lo hicieron en 2012 y 2015, aunque perdiendo votos por el camino. De hecho, el vicepresidente de la Junta y cabeza de lista por Cádiz, Manuel Jiménez Barrios, sabía que la participación era clave para los intereses de su partido y por la mañana, cuando se dirigía a su colegio electoral para votar, pidió a los andaluces que llenaran las urnas de votos. No ha sido así en Cádiz, donde se ha registrado una alta abstención, muy superior a las registradas en las autonómicas de 2012 y 2015. El PSOE pierde en Cádiz en estos comicios más de 59.000 sufragios con respecto a las elecciones de 2015. Los socialistas han cosechado el 23,7% de respaldo (120.727 votos) frente al 31,6% (179.731 votos) de las autonómicas de 2015

Los socialistas pierden 59.000 votos y los populares se dejan por el camino 47.000

El PP también se despeña, que pasa de cuatro parlamentarios por Cádiz a tres y una sangría de votos de 47.186 votos, que la transportan directamente a ser la cuarta fuerza política de la provincia. Los populares han obtenido en Cádiz en estas autonómicas el 17,5% de apoyos del electorado (89.237 votos) frente al 24% (136.423 votos) de las últimas autonómicas. José Ortiz, Ana Mestre y Alfonso Candón son los representas del PP por Cádiz en el nuevo Parlamento. No logran el acceso la concejal de Algeciras María Pintor, ni el edil de Cádiz, Bruno García, que ocupaban el cuarto y quinto lugar de la lista.

VOX logra el 11% del respaldo del electorado gaditano y consigue dos escaños en el Parlamento

Por lo que respecta a Andalucía Adelante, se resiente con el descenso de un representante. Si en 2015 IU obtuvo un parlamentario y Podemos tres -total cuatro entre los dos- la suma ahora de los dos juntos resulta menor. El partido que lideran Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo logran tres parlamentarios por Cádiz. En el camino, la formación de izquierdas pierde unos 18.000 votos y son la tercera fuerza más votada. Adelante Andalucía logra el 19,1% de respaldo, que suponen 97.523 votos. No querían creérselo. Sin embargo, cuando el reloj marcó las diez de la noche y salieron los primeros datos, casi concluyentes debido al retraso en Sanlúcar de Barrameda, el tanteo para la formación de izquierdas les proporcionaba 17 escaños, tres menos que la suma de los dos partidos en 2015 cuando se celebraron las anteriores elecciones andaluzas. «Esta no tiene que ser la noche de las pasiones, sino de las reflexiones», dijo Rodríguez con el gesto serio.

En cuanto a Ciudadanos es, en cierto modo, junto con VOX, el gran triunfador de la noche electoral en la provincia. Sube su cuota pasando de un solo representante a tres por Cádiz y gana más de 47.000 votos. La formación naranja es la segunda fuerza más votada en Cádiz al cosechar el 20,8% de los apoyos (106.331 votos) frente al 10,4% (59.191 votos) que recibió en 2015. Sergio Romero, cabeza de lista de la candidatura gaditana, repite en el Parlamento y esta vez lleva dos nuevos compañeros de viaje: María del Carmen Martínez y Juan de Dios Sánchez López. El propio Juan Marín, candidato de la formación naranja a presidir la Junta, dijo anoche que «Andalucía tenía la oportunidad que venía esperando después de cuarenta años».

Ciudadanos pasa de uno a tres representantes y es la segunda fuerza más votada en la provincia

El campanazo lo ha dado VOX en Cádz, que con más de 53.000 votos, el 11% de apoyos del electorado, logra dos parlamentarios. Las encuestas le daban uno por la provincia, sin embargo, la tendencia ha ido al alza. Esta nueva formación contará con Manuel Gavira y Angela Mulas como sus representantes gaditanos en el Parlamento.

No alcanza representación parlamentaria el Partido Animalista contra el Maltrato Animal (PACMA) pese a lograr el 2,25% de los votos.

La participación en las urnas ha alcanzado el 53,40%, lo que sitúa la abstención en el 46,60%.