La candidata de Adelante Andalucía por Cádiz en las elecciones autonómicas.
La candidata de Adelante Andalucía por Cádiz en las elecciones autonómicas. - Antonio Vázquez
ELECCIONES ANDALUZAS

«El PP está en su peor momento, Cs engaña y el susanismo se cae a trozos»

La cabeza de lista por Cádiz de la coalición de izquierdas Adelante Andalucía acude al 2-D con el convencimiento de que es «ahora o nunca»

CádizActualizado:

Ángela Aguilera (San Roque, 1967) es la candidata por la provincia de Cádiz de Adelante Andalucía (Podemos, IU, Primavera Andaluza e Izquierda Andalucista). Con 27 años, en IU, fue una de las parlamentarias andaluzas más jóvenes. Tras dos décadas fuera de la política se incorporó a Podemos y el próximo diciembre sale a ganar. Avisa:«Ha llegado el momento del cambio».

–Si gobernáis en Andalucía, ¿qué es lo primero que haréis en Cádiz?

–Lo primero que necesita la provincia de Cádiz es un modelo productivo nuevo y un plan de empleo especial. Cádiz no puede soportar esos niveles de desempleo ni la dependencia que provoca la falta de diversificación industrial que hace que siempre se esté a la expectativa del ladrillo o del turismo.

–Planes de empleo ha habido muchos en la provincia en los últimos 20 años. ¿En qué se diferenciarían?

–Un plan de empleo sin un cambio de modelo productivo no sirve y a las pruebas nos remitimos:Plan de Reindustrialización, Atipe, Zonas Urgentes de Industrialización, Plan Bahía Competitiva, etc. Además tiene que ser un Plan de Empleo sostenible hacia una transición ecológica que genere empleo verde y acompañarlo de una apuesta de la administración pública. Andalucía está infrafinanciada y exigimos los 20 mil millones de euros de deuda que ahora mismo tiene Andalucía con respecto del Estado español. Tirar desde lo público supone invertir en Educación, Sanidad y Servicios Sociales y se tiene que incentivar a través de una banca pública dotada con 800 millones de euros (procedente de los presupuestos de la Junta de Andalucía). Reclamamos un modelo de financiación justo y planteamos 7.600 millones de euros en ese plan de empleo específico. Los fondos europeos, si no hay un modelo alternativo de producción que rompa la subsidiaridad de Andalucía, no sirven para nada.

–¿Cómo se financia todo eso?

Es un problema de reparto. Si la Junta se gasta 50 millones de euros en la publicidad institucional de una agencia turística y solo emplea 13 millones de euros para pensiones no contributivas estamos hablando de una política que no repercute en el bien común sino solo en una parte. Si la Junta se dedica a generar un agujero financiero como el que ha provocado con Cs esta legislatura de más de 600 millones de euros a través del impuesto de sucesiones sin que haya una política fiscal progresiva donde paguen más quien más tiene sino que se está quitando dinero del erario público para educación y sanidad, el reparto es equívoco. Por tanto, la financiación de todo no es sólo una cuestión de más ingresos, que también, sino de reparto.

«Salimos a ganar y por primera vez en la historia de Andalucía hay una opción clara de ganar al PSOE»

–¿Adelante Andalucía es una alianza para acabar con 37 años de PSOE en la Junta o va más allá de las elecciones?

–Trasciende a la propia coalición electoral. Es la alternativa al PSOE, al susanismo, 37 años de régimen bastan y la derecha nunca fue alternativa para andalucía.

–¿Maíllo dijo el otro día que «es el tiempo de las mujeres». ¿Cree que el voto femenino en Andalucía es decisivo?

–Las mujeres somos decisivas en este momento no solo en Andalucía sino que somos decisivas desde el punto de vista político. Creo que el feminismo en este momento es uno de los bastiones políticos más importantes y las mujeres se van a conformar como el gran escudo contra la extrema derecha en Europa. Estoy convencida de eso.

–Perteneció unos años a IU y ahora lleva un par de años en Podemos. ¿Qué tiene un partido que no tenga el otro?

–Abandoné la política hace 20 años. Fui diputada de IU y me desilusioné fundamentalmente porque el proyecto de alianza del momento no era el que me representaba. Podemos tiene la frescura de ser un proyecto político que me ha ilusionado, que tiene claro cuáles son las líneas rojas en sus políticas de alianzas. Adelante Andalucía es eso y un frente de contención a la derecha. Todo eso me hace sentir muy cómoda.

–¿De dónde cree que pueden venir los votos para Adelante Andalucía?

–De muchos sitios. De la población juvenil, de las mujeres, de las personas que opten por un cambio real en Andalucía, no tengo datos para saber de dónde van a venir. Sé a quien nos vamos a dirigir: a todas las personas que tengan ganas de cambio en Cádiz.

–Vive en el Campo de Gibraltar y conoce la realidad de allí. ¿Qué soluciones propone para el narcotráfico y la inmigración?

–El narcotráfico se combate con efectivos pero también con la prevención. No sirven los recursos policiales sino hay además una política preventiva que rescate del fracaso escolar a muchos jóvenes que se dedican al narcotráfico porque no tienen otra opción. Con esto no estoy justificando que la gente narcotrafique pero si hubiera alternativas seria probablemente esos chavales no acabarían en la calle haciendo lo que hacen. La historia del Campo de Gibraltar es la historia de un olvido y hay que acabar con la narcocultura. Por otro lado, la inmigración ilegal solamente se puede combatir de una forma, desde la defensa de los derechos humanos. Vivir con una fosa común delante de tu casa es duro. Hay que hacer cambios de política para quien tenga que venir lo haga de manera segura y legal, todo eso teniendo en cuenta que la mayoría de los que llegan por el Estrecho de Gibraltar están de paso, no se quedan aquí porque no somos una comunidad rica.

«Lo de VOX debe estar prohibido en un país democrático. La apología del fascismo es delito»

–Ciudadanos dice que no volverá a dar la presidencia a Susana Díaz…

–Eso lo tengo que ver. Ha dicho tantas cosas Cs, por ejemplo que no la haría presidenta y ha sustentado con su voto favorable a los presupuestos tres años a la presidenta de la Junta. Cs iba a ser el adalid de la defensa contra la corrupción pero ha votado sistemáticamente en contra de todas las propuestas anticorrupción que hemos presentado en el Parlamento. Así que yo creo que muchas veces Cs miente más que habla.

–¿Llegado el caso Adelante Andalucía permitiría una investidura del PSOE para frenar a los partidos de derecha?

–Salimos a ganar las elecciones. Puedeparecer presuntuoso pero no lo es. La volatilidad del momento político, las encuestas que tanto se han equivocado en los últimos años en este país, así lo indican. Creo que por primera vez en la historia de nuestra comunidad hay una opción clara y evidente de ganar al PSOE.

–¿Entonces no permitirían una investidura de Susana Díaz?

–Vamos a ser un frente de contención de la derecha y estamos para defender un gobierno de políticas de izquierda.

–¿Y si el PSOE es fuerza mayoritaria pero en minoría, Cs cumple y no lo apoya, y los socialistas requirieren de vuestro apoyo para la gobernabilidad?

–Es un escenario que se tendría que dar. Creo que es posible que adelantemos al PSOE por la izquierda. El PP está en su momento más bajo, Cs engaña a la ciudadanía y el susanismo se cae a pedazos. Por todo eso creo que podemos gobernar.

–¿Esperan un trasvase importante de votantes tradicionales del PSOE?

–Ojalá, nosotros nos dirigimos también a esas personas que han votado al PSOE convencidoS de que hacían lo que tenían que hacer porque son socialistas.

–¿Qué argumentos de Adelante Andalucía pueden ser atractivos para los votantes socialistas?

–No hay ningún PSOE que haya pactado con la extrema derecha. Teniendo la oportunidad de hacer políticas de izquierda para la mayoría social, Susana Díaz ha estado más cómoda con Juan Marín.

«Susana Díaz está más preocupada de su carrera política que de dar respuesta a los problemas»

–¿Sitúa a Juan Marín en la extrema derecha?

–La extrema derecha es Cs. Por sus obras y sus discursos los conoceréis. Juan Marín hará lo que le diga el señor Rivera y la señora Arrimadas.

–¿En qué lugar del arco político coloca al PP? ¿y a Vox?

–Es la derecha, unos un poquito más para allá, otros un poco menos, y lo de Vox ya es fascismo. Vox estaría prohibido en cualquier país democrático europeo porque hacer apología del fascismo es delito, pero en este país aún no.

–Hay 15 agrupaciones políticas registradas para el 2-D. ¿Son ustedes entonces la única formación de izquierdas?

–Adelante Andalucía es la única organización de izquierdas que va a garantizar que las políticas sean de izquierda. Yo no puedo decir que el PSOE sea de derechas como el PP y Cs porque no es cierto pero que sí el PSOE de Andalucía está escorado a la derecha haciendo políticas austericidas, privatizadoras como el mejor alumno aventajado del neoliberalismo. Nosotros administramos desde lo público para la mayoría social, eso no sabe hacerlo Susana Díaz. Está más preocupada de su carrera política que de dar respuesta a los gravísimos problemas que padece Andalucía.

«Susana Díaz está más preocupada de su carrera política que de dar respuesta a los problemas»

–¿Cuánto hay de andalucista en la alianza?

–Mucho. Para nosotros el andalucismo es una cuestión básica y estructural. Andalucía merece ser respetada en Madrid y defender una buena financiación. No es de recibo que la ministra Montero se convierta en Montoro cuando llega a Madrid. El ‘efecto Despeñaperros’ es brutal. La misma ministra que exigía los 20.000 millones cuando era consejera ahora nos manda 350.000 euros. El andalucismo para nosotros es fundamental, no sólo desde la reivindicación del 4-D y del 28-F, sino también para crear esa nueva Andalucía poniéndola en el centro del tablero de la política.

–Hablando de cruzar Despeñaperros, la dirección nacional de Podemos no veía con buenos ojos la alianza de izquierdas en Andalucía ¿Cómo sigue la cosa?

–Yo creo que bien. Probablemente hemos necesitado explicar un poco mejor lo que queríamos hacer y la dirección nacional no ve problema. En la confluencia mantenemos nuestras siglas, no nos hemos diluido. Tenemos derecho a reclamar nuestro espacio y tener nuestra capacidad de reivindicar hacer nuestras políticas desde Andalucía. Creo que lo han entendido perfectamente.