SUCESOS

La Policía Nacional detiene a una mujer como presunta autora de cuatro estafas a través de Internet

La detenida obtuvo datos y documentación de las víctimas, que habían sido pacientes de un centro hospitalario, para realizar las compras fraudulentas

Actualizado:

Agentes de la Policía Nacional han detenido a una mujer de 52 años de edad como presunta autora de un delito de estafa procedido a la detención de una mujer de 52 años y residente en Cádiz, como presunta autora de varias estafas, cometidas mediante compras fraudulentas on-line.

La investigación se inició a raíz de una denuncia presentada en la Comisaría de San Fernando, donde una persona informó que se habían realizado multitud de compras de objetos por medio de Internet a nombre de la víctima, con cargo a la cuenta de ésta, sin haber autorizado las mismas.

Las primeras pesquisas realizadas permitieron descubrir el origen de las transacciones comerciales fraudulentas vía Internet. Los investigadores recabaron pruebas que determinaban el domicilio donde se recibieron las compras enviadas por los distintos proveedores.

Fruto de las gestiones practicadas se descubrió que la la denunciante no era la única perjudicada y que había otras tres personas más afectadas por el mismo modus operandi empleado por la investigada. Los agentes averiguaron que la investigada consiguió los datos y documentación de las víctimas, resultando coincidente que éstas habían sido pacientes del Hospital Puerta del Mar, extremo éste determinante habida cuenta de que la presunta autora de las estabas se encontraba contratada por el Servicio Andaluz de Salud.

Así pues, por todo ello y con las pruebas recabadas se solicitó Juzgado de Instrucción número 4 de Cádiz los mandamientos de entrada y registro del domicilio de la investigada. En el registro realizado se intervinieron los objetos fraudulentamente adquiridos vía on-line, entre ellos ordenadores portátiles, teléfonos móviles, electrodomésticos, ropa, etc. Además se aportaron las pruebas necesarias para determinar como con las documentaciones sustraídas se daban de alta a líneas telefónicas. Igualmente se localizaron una gran cantidad de objetos no sólo en la vivienda de la detenida, sino en establecimientos de segunda mano de Cádiz capital, con objeto de lograr un lucro monetario inmediato con las compras realizadas.

Un familiar de la detenida que se había prestado a realizar las ventas en los establecimientos, ha sido imputado como colaborador necesario de los delitos investigados.

La investigación ha sido realizada por el grupo de Delitos Tecnológicos perteneciente a la brigada de Policía Judicial de la Comisaría de San Fernando.