Protestas por la crisis de las corbetas de Arabia Saudí. - EFE
CRISIS DE LAS CORBETAS

«No juegue con el pan de los gaditanos, no ponga en peligro 6.000 empleos»

La diputada María José García Pelayo (PP) se enzarza en una agria discusión con la ministra de Defensa por el caso de las corbetas de Navantia

CádizActualizado:

La polémica sobre la venta de las corbetas a Arabia Saudí por parte de España sigue protagonizando severos encontronazos entre el Gobierno nacional y la oposición. La ministra de Defensa, Margarita Robles, puso en peligro la construcción de estos barcos de guerra por parte de la empresa pública Navantia tras señalar en un primer momento que no vendería las 400 bombas inteligentes al país asiático, una decisión que tuvo que rectificar el propoi presidente Pedro Sánchez tras las protestas de los trabajadores en la Bahía de Cádiz.

En la mañana de este miércoles, la diputada jerezana María José García Pelayo (PP) ha interpelado a Robles sobre si conocía las consecuencias negativas que podían originar sus desmanes, a lo que la socialista ha respondido con un ataque a su antecesora en el cargo, María Dolores de Cospedal.

«Conozco lo que me he encontrado en el Ministerio de Defensa. Había acuerdos secretos para apoyar guerra en algunos países», se obcecaba la ministra.

La respuesta de García Pelayo ha sido demoledora. «Ha sido desautorizada por el propio Pedro Sánchez, que dice que las decisiones que usted toma no conoce las consecuencias. Le ha dejado como una ministra boba, políticamente hablando, una auténtica irresponsable, y la ha dejado en evidencia».

«La incoherencia es que nuestra ministra de Defensa es un auténtico peligro para los españoles. No juegue con el pan de los gaditanos, no ponga en peligro seis mil empleos como ha hecho en la Bahía de Cádiz. Ha quedado desprestigiada como ministra, pero ha contaminado el desprestigio a nuestro país y a una gran empresa pública como es Navantia. Los gaditanos no se lo merecen, pida disculpas», le exigía ante el aplauso de sus compañeros de partido en el hemiciclo.

Margarita Robles terminaba su intervención asegurando que la posición de España ha quedado en entredicho por culpa del anterior Gobierno del PP, «que a espaldas de este Parlamento ha podido utilizar su apoyo a una guerra en contra de los principios de las Naciones Unidas. España está muy comprometida, y para mal, internacionalmente por lo que hizo el PP».