ELECCIONES

Nieto: «Un gobierno de Adelante Andalucía paralizará de inmediato la venta de vivienda pública»

La número 3 por la formación acusa a la Agencia de Vivienda de la Junta de ser sólo una «promotora

Actualizado:

La número tres en la candidatura de Adelante Andalucía por Cádiz, Inmaculada Nieto, ha afirmado que «un gobierno de Adelante Andalucía paralizará de inmediato la venta de vivienda pública y trabajará para que el derecho a la vivienda sea real».

Nieto ha criticado la «pasividad» de la Junta de Andalucía para evitar los «precios desorbitados» en los alquileres del centro de las ciudades y ha acusado a la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía de convertirse otra vez en «la promotora de venta de suelo público que era antes de esta legislatura».

Acompañada del responsable federal de Políticas Económicas de IU y concejal de Ahora Madrid, Carlos Sánchez Mato, Nieto ha apostado por desarrollar la Ley de la Función Social de la Vivienda de Andalucía, «que fue recurrida por el PP en un recurso político y como tal, ha sido desmontado por el Tribunal Constitucional».

Una ley que, según ha señalado, «es aplicable en todo lo que tiene que ver con la indecencia de que en nuestra tierra haya 700.000 viviendas vacías sin ningún uso», así como sobre el hecho de que «nadie esté afrontando la escalada de precios que margina y deja fuera de la posibilidad de tener una vivienda a miles de trabajadores».

Nieto ha critica la «pasividad» del Gobierno andaluz ante un fenómeno «al que hay que poner fren»", en referencia a los precios prohibitivos que alcanzan las viviendas en los centros de las ciudades, a la salida de la población autóctona de los centros históricos y a la fisonomía que éstas empiezan a tomar ante el aumento de pisos turísticos.

Según la candidata, muchos de estos centros se convierten en «parques temáticos intercambiables, donde el centro de las ciudades se llenan de franquicias que no representan para nada la singularidad de cada uno de esos espacios y junto a ese fenómeno, demoledor para el pequeño comercio», se encuentra el «crecimiento virulento del precio del alquiler, dejando al margen progresivamente a miles de familias que con los salarios precarios que tienen, es imposible que puedan afrontarlo».

Por su parte, Carlos Sánchez Mato ha indicado que «ha quedado demostrado que los diagnósticos que hicimos como organización política en el pasado, desgraciadamente están ocurriendo, no se solucionó el problema de la burbuja inmobiliaria, más que inyectando inmensas cantidades de dinero público para salvar a las entidades bancarias, y lo único que se hizo fue poner los pilares para una nueva posible recesión y burbuja de los precios y desahucios continuos en todas las ciudades de nuestro país».