Provincia

Mestre subraya la apuesta de la Junta para favorecer al sector pesquero de Cádiz

CÁDIZActualizado:

La delegada de la Junta en Cádiz, Ana Mestre, ha subrayado la apuesta del Gobierno andaluz para favorecer al sector pesquero de la provincia y las medidas previstas que «muestran la sensibilidad con los sectores primarios y, en concreto, con la pesca, una actividad con un gran protagonismo en distintos municipios de la provincia».

En una nota, Mestre ha asegurado que «el nuevo Gobierno andaluz viene dispuesto a implicarse, con todas sus competencias y áreas de actuación, principalmente en sectores donde más se necesita la agilidad y que en muchas ocasiones son más vulnerables, como es el caso de la agricultura, la ganadería y la pesca».

En concreto, la delegaada ha aludido «al compromiso de la Junta de Andalucía con el sector de la chirla en el Golfo de Cádiz» y a la puesta en marcha de las medidas necesarias para la mejora de la seguridad en el acceso al dique exento de Bonanza y para agilizar la ejecución de un dragado en el Puerto de Barbate, por parte de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio.

Sobre la actividad referida a la chirla, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha elevado un informe al Consejo de Gobierno sobre su situación y la delegada ha insistido en que "se va a realizar un trabajo común con el sector", para adoptar un Plan de Gestión que asegure la sostenibilidad económica a largo plazo de la pesca de la chirla en el Golfo de Cádiz, sobre las bases del asesoramiento científico, del conocimiento y de la experiencia de los propios pescadores.

De este modo, la Administración analizará con las cofradías de pescadores y asociaciones de armadores aspectos técnicos como los horarios de pesca, topes de capturas o descansos biológicos para alcanzar el mayor consenso y contar con un plan que asegure un futuro de estabilidad y rentabilidad para el sector.

Por otra parte, y en referencia tanto al sector pesquero como a las infraestructuras portuarias, Mestre ha valorado actuaciones de mejora en varios puertos de la provincia de Cádiz, destacando la importancia de que el Consejo de Gobierno haya acordado el desarrollo de medidas necesarias para la mejora de la seguridad en el acceso al dique exento de Bonanza y para agilizar la ejecución de un dragado en el puerto barbateño.

En esta línea, la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, a través de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA), estudia fórmulas para relanzar el puerto sanluqueño de Bonanza, que cuenta con una de las flotas más importantes de la comunidad autónoma, con más de 115 embarcaciones.

Actualmente, existe una zona de muelle situado en la ribera de apenas 120 metros, lo que obliga al cuerpo principal de la flota a utilizar un muelle exento, que no dispone de conexión con tierra, de 480 metros. Cada día, las tripulaciones deben cruzar los 136 metros que separan el dique exento del muelle de ribera en sus pequeños barcos, afrontando las corrientes propias del Guadalquivir o las condiciones meteorológicas, tanto en el embarque como en el desembarque, durante el día o la noche.

Aunque recientemente se ha realizado una actuación de iluminación y de mejora de las condiciones de seguridad en el dique exento, su posición y aislamiento de tierra obliga diariamente a todas sus tripulaciones a realizar una difícil travesía para poder llegar a las embarcaciones.

El puerto de Bonanza de Sanlúcar descargó 3.840 toneladas de pesca fresca en 2018, lo que supuso un récord de ventas en la lonja, con un valor en primera venta de 17,49 millones de euros.

La complejidad de la solución técnica a adoptar por las especiales singularidades de Bonanza hace aconsejable partir de un estudio previo que sirva para plantear diversas alternativas al sector pesquero al objeto de conocer su valoración sobre aspectos de eficacia y operatividad para la flota, y seguidamente, para iniciar las consultas necesarias a aquellas administraciones con competencias concurrentes en esta actuación.

Por otra parte, el puerto de Barbate ha presentado problemas de aterramiento en el canal de acceso a las instalaciones que ponen en riesgo su actividad pesquera en un momento clave, debido a la renovación del acuerdo pesquero con Marruecos.

La firma de este acuerdo representa que 20 embarcaciones pertenecientes a las flotas de Barbate, Málaga y Huelva utilicen el puerto de Barbate para desembarcar sus pesquerías. Para mejorar la operatividad de la flota es necesario agilizar la ejecución de un dragado que solucione el problema de aterramiento.

La APPA cuenta ya con una batimetría actualizada donde se aprecian los aterramientos producidos, lo que permite contabilizar la necesidad de dragar unos 150.000 metros cúbicos y estimar el coste de la actuación en 850.000 euros. Asimismo, tras el acuerdo de Consejo de Gobierno, APPA está en disposición de iniciar el proyecto para la realización del dragado.